Subrayado Especial Ximena Torres | Subrayado Gourmet | Navidad

Ximena Torres nos acerca los platos típicos que no pueden faltar en la cena de Navidad

El vitel toné es un plato a base de carne que sigue siendo una de las entradas más elegidas. Los turrones y el panettone, manjares que también dicen presente.

El vitel toné es una receta nacida en la región del Piamonte del noroeste de Italia, cuya capital es Turín y se lo conoce como viitello tonnato, carne de ternera con atún.

Sigue siendo una entrada que se prepara para las fiestas, donde el secreto está en la salsa, a base de atún, yemas de huevo duro y crema de leche.

La cocción de la carne es en vino tinto con verduras y luego este caldo de la cocción se mezcla con mayonesa, alcaparras, huevos y se presenta sobre la carne fría.

Como decoración se le pueden agregar alcaparras y anchoas, a gusto de los comensales.

TURRONES

Como casi todos los dulces españoles que tienen la miel y la almendra como protagonistas, el turrón tiene su origen en la expansión musulmana previo a la reconquista cristiana en España.

Dado el costo de la materia prima, su precio obligaba a reservarlos para ocasiones especiales y la natividad era la fecha más emblemática.

El turrón siempre fue considerado manjar de reyes.

Con tradición española, en Uruguay hay tres tipos de turrones:

-Turrón blando, hecho con maní o almendras, clara de huevo y almíbar.

-Turrón de yema, hecho en base a harina de almendras, azúcar y yema de huevo quemada.

-Turrón de jijona, hecho en base a praliné de almendras molida y azúcar.

PANETTONE O PAN DULCE

Consiste en un pan de levadura aromatizado con agua de azahar y otras esencias.

Lleva fruta abrillantada y frutos secos.

Es un plato llegado con la inmigración española e italiana.

El pan dulce o panettone es una receta que tiene más de 500 años.

Dicen que, en vísperas de Nochebuena, un cocinero del rey quemó el postre y su plan fue servir una mezcla improvisada de pan con azúcar con manteca y pasas.

Desde entonces, nunca faltó en la mesa navideña.

La leyenda cuenta que el creador de la preparación se llamaba Toni, de ahí o “Il pane di Toni” luego “panettone”.

Dejá tu comentario