Internacionales Italia | coronavirus

Una "sala de abrazos" seguros recorre residenciales en Italia

En una carpa inflable, con un nylon que divide el espacio en dos, los ancianos pueden tener contacto con su familia nuevamente.

Despojados del contacto físico por la pandemia, los residentes de asilos en Italia pueden finalmente reunirse de manera segura con sus familiares gracias a la "sala de abrazos", en la que están protegidos por un plástico.

Se trata de una solución original, ya que el recinto es una suerte de carpa inflable y móvil.

La iniciativa fue ideada en la provincia sureña de Avellino, cerca a Nápoles, y desde Navidad la "sala de abrazos" recorre toda la región, pasando varios días en cada asilo.

Para acceder a esa estructura plástica blanca y azul, los interesados deben reservar una franja horaria y luego vestir una suerte de túnica, guantes y mascarilla antes de ingresar para finalmente volver a reunirse con sus seres queridos.

A través de una suerte de tela plástica transparente, con aberturas que permiten insertar los brazos y abrazar a las personas.

El tiempo para cada visita es limitado, de diez minutos para cada residente.

Para evitar cualquier riesgo de contagio, los dos espacios que están separados por la tela de plástico son desinfectados antes de cada encuentro.

Dejá tu comentario