PolíticaASSE | Corrupción | Bella Unión

Procesan sin prisión al exdirector del Hospital de Bella Unión por contratar sus ambulancias

La defensa del médico Mario García apeló . Para la jueza hay elementos de convicción de la conjunción de interés público y privado.

Antiguas denuncias de corrupción en ASSE comienzan a tener repercusión judicial tras un largo período de denuncias e investigación.

El exdirector del Hospital de Bella Unión Mario García fue procesado sin prisión por el delito de conjunción del interés personal y el público. Sus abogados apelaron el fallo.

El funcionario está vinculado al sector del exvicepresidente Raúl Sendic, informa este jueves el semanario Búsqueda.

La denuncia contra García señalaba que éste contrató a su empresa de ambulancias Siemm SRL. para traslado de pacientes en el centro asistencial del que era el máximo jerarca.

La sentencia de la jueza de Crimen Organizado Dolores Sánchez fue emitida el 18 de marzo, informa Búsqueda.

Allí la magistrada concluye que hay elementos de convicción suficientes respecto a que García incurrió en el delito previsto por el artículo 161 del Código penal.

La denuncia había tomado estado público en setiembre de 2016 tras varios pedidos de informes del diputado blanco Martín Lema.

En 2009, García fue contratado como subdirector del Hospital de Bella Unión.

En 2011 fue nombrado adjunto a la dirección. Ese mismo año fundó la empresa de ambulancias con los médicos Federico Eguren y Rodrigo Barcelona.

Eguren era el director del hospital en ese entonces, y Barcelona pediatra en el mismo centro.

En 2012, García asumió la dirección del hospital. La sentencia se enfoca en su calidad de ordenador de gastos.

Ese año y en el primer semestre del siguiente contrató en forma directa a la empresa de ambulancias Siemm.

El 2 de julio de 2013 efectuó un llamado a licitación -según la sentencia- "a sabiendas que la única empresa interesada a comparecer en el llamado era precisamente Siemm".

García tuvo intervención en las principales etapas: llamó a licitación, firmó la resolución adjudicataria y luego la ampliación de gastos.

La jueza constató que, a esa fecha, el médico García había intentado desligarse cediendo sus cuotas a los otros dos socios, pero el trámite no había concluido.

El 4 de julio dicho trámite se publicó en el diario Oficial. Esta cesión de derechos había comenzado a gestionarse un mes antes.

Richard Millán, gerente de ASSE, admitió en el Parlamento que García avisó de la situación. "No sé si es un atenuante, no soy jurista" dijo el jerarca.

Para entonces se había abierto una investigación administrativa y García recibió una amonestación verbal.

En su momento, se denunció que se registraron otro tipo de irregularidades. La investigación constató que las ambulancias trasladaban a personas cuyos nombres no coincidían con sus respectivos números de cédulas.

Recién en 2016 se suspendió el contrato con Siemm. Desde entonces bajó significativamente el número de traslados.

Dejá tu comentario