Policialesabuso sexual | Fiscalía | Rocha

Padre que violó a sus dos hijas pequeñas fue condenado a 16 años de prisión

Las niñas tienen 9 y 10 años de edad, y denunciaron el abuso después que el padre estaba preso por violencia doméstica.

Un hombre fue condenado en Rocha a 16 años de prisión por violar a sus dos hijas pequeñas, de 9 y 10 años de edad, durante varios años, según indica el dictamen del fiscal Jorge Vaz.

El hombre ya había sido procesado por violencia doméstica en el 2007 y por hurto especialmente agravado en el 2011.

Además, fue condenado en junio de 2018 por otro delito de violencia doméstica especialmente agravado, un delito de lesiones personales especialmente agravado, y un delito de desacato agravado, todos ellos en régimen de reiteración real.

Por estos últimos delitos fue enviado a la prisión de Santiago Vázquez (ex Comcar) donde cumple condena.

Estando ya preso, sus hijas le cuentan a la madre que su padre había abusado sexualmente de ellas, no una, sino varias veces.

La mujer hace la denuncia y en setiembre de 2018 la Fiscalía formaliza una nueva investigación, ahora por violar a sus hijas.

Por la gravedad de estos delitos, la Fiscalía solicitó y obtuvo el visto bueno de la justicia para revocar la libertad vigilada a la que podía acceder el padre de las niñas una vez que cumpliera parte de la condena por el anterior caso de violencia doméstica.

Ahora, en un juicio de condena, este hombre fue sentenciado a 16 años de prisión por “reiterados delitos de violación, reiterados delitos de atentado violento al pudor y reiterados delitos de abuso sexual especialmente agravado, todos ellos en régimen de reiteración real”, dice el dictamen que escribieron las fiscales adscriptas de Rocha Susana Rodríguez y Victoria Cristiani.

“El imputado, padre biológico de las niñas, abusó sexualmente de las mismas desde su corta edad. Todo ello en el marco de una dinámica familiar abusiva de violencia doméstica e intrafamiliar, donde el imputado se visualizaba como un ‘tirano doméstico’ que sometía a toda su familia a todo todo tipo de abusos, perpetrando respecto de sus pequeñas hijas abusos sexuales prolongados en el tiempo”, dicen las fiscales en su petitorio de condena.

“Una de las niñas fue testigo de la situación que vivía su hermana, pero era tal el miedo que instauraba en la familia su padre, que no fue capaz hasta que el mismo fue privado de libertad, de contar la verdad”, agregan.

La sentencia incluye “la inhabilitación del imputado para el ejercicio de funciones publicas y privadas en el área educativa de la salud y todas aquellas que impliquen trato directo con niñas, niños y adolescentes, personas con discapacidad y personas mayores en situación de dependencia por el plazo de 10 años” después de cumplir la pena de prisión.

Además se dispuso “una reparación patrimonial para las víctimas a servir por el imputado por un monto equivalente a doce ingresos mensuales del condenado o en su defecto doce salarios mínimos, sin perjuicio de su derecho a seguir la vía correspondiente para obtener la reparación integral del daño”, dice el dictamen.

ASISTENCIA

La Unidad de Asistencia a las Víctimas de la Fiscalía acompañó a la madre y a la niña en las declaraciones ante fiscales y juez.

Mariela Solari, directora de la Unidad de Víctimas, explicó a Subrayado que además “se contuvo a las niñas y se las preparó para que su pasaje por la Justicia no sea revictimizante y puedan dar su testimonio, que es su derecho cuando quieren hacerlo”.

También hubo “apoyo psicológico para la madre y las niñas en lo inmediato” y para los días posteriores.

Dejá tu comentario