PolíticaMinisterio de Trabajo | UPM

Nuevo contrato con UPM fija proceso escalonado de prevención de conflictos

El Ministerio de Trabajo tendrá dos oficinas cerca de la nueva planta de celulosa para intervenir en caso de conflictos laborales.

El gobierno y UPM firmaron el lunes 15 de julio un Contrato Complementario al Contrato de Inversión original en el que se establecen nuevos acuerdos y condiciones para la construcción y funcionamiento de la segunda planta de celulosa de la empresa finlandesa que se instalará en Durazno, cerca de Pueblo Centenario, sobre el río Negro.

El Contrato Complementario establece, entre otras cosas, que el plazo de vigencia del Contrato de Inversión y su Anexos será de “50 años a contar desde el día siguiente a la fecha de inicio de las operaciones industriales por parte de UPM”.

Este nuevo contrato también fija las condiciones en que una de las partes -UPM o el Poder Ejecutivo- pueden rescindir el Contrato de Inversión o cambiar las reglas de juego ante modificaciones legales, por ejemplo en materia tributaria.

PREVENCIÓN DE CONFLICTOS

En otro capítulo establece un mecanismo de prevención de conflictos, para lo cual el gobierno se compromete a abrir dos oficinas del Ministerio de Trabajo dentro o cerca de la nueva planta de celulosa.

Una oficina será de la Dirección Nacional de Trabajo y otra de la Inspección General del Trabajo. Ambas funcionarán de manera “permanente” y “dentro del lapso comprendido entre el inicio de las obras y su finalización”.

El personal asignado a esas oficinas del Ministerio de Trabajo deberá “intervenir directa e indirectamente a instancia de cualquiera de las partes, o de oficio, en las consultas, diferendos y conflictos que se suscitares, con la finalidad de prevenir, gestionar, mediar, encausar los procedimientos y resolver en el menor tiempo posible las diferencias que los motivaron, adoptando las acciones pertinentes que correspondan para que se respete la obligación de no tomar medidas de conflicto (obligación de paz) en tanto se cumplan instancias de mediación y conciliación”, dice el contrato.

MEDIDAS ESCALONADAS

Además, el Ministerio de Trabajo se compromete a “promover que se proceda de modo ordenado con determinadas instancias previas y escalonadas de negociación” como forma de prevenir conflictos laborales mayores.

En definitiva, estas dos oficinas del Ministerio instaladas en la planta de celulosa tendrán como objetivo “propiciar los mecanismos que sean menester para que todas las actividades que intervengan en la construcción de la planta de celulosa adopten procedimientos ordenados y escalonados en materia de prevención de conflictos”, agrega el documento.

Gonzalo Giambruno, director de servicios y procesos de UPM explicó en rueda de prensa este martes que el objetivo de este nuevo Contrato Complementario es evitar conflictos con los sindicatos que lleguen a un paro, una huelga o la ocupación de la planta de celulosa.

Giambruno es uno de los firmantes del nuevo contrato como “apoderado de UPM”.

El presidente del PIT-CNT Fernando Pereira fue consultado al respecto este martes y aseguró que no hay ningún protocolo especial firmado con UPM para prevenir conflictos y que en caso de existir se seguirán los pasos habituales que se aplican en cualquier relación laboral.

Dejá tu comentario