ESTABAN EN UN CUADERNO EN SU CELDA

Las cartas en las que Erwin "Coco" Parentini amenazó a Heber y Mendoza

La incautación se dio durante una requisa a su celda. Las cartas fueron encontradas en el recinto de reclusión que estaban en un cuaderno.

08 de septiembre de 2022, 17:01hs

La incautación se dio durante una requisa a su celda. Subrayado accedió a las cartas encontradas en el recinto de reclusión que estaban en un cuaderno. Parentini le dio las hojas al oficial a cargo de la requisa y dijo: "las escribí yo y aprovecho para entregarlas".

En la primera carta, Parentini se refiere a las amenazas a Heber y Mendoza.

Para el señor Heber y Mendoza

Ponete serio viejito que no andás con carros blindados, ni mucho menos.

Por más que vos quieras ponerte la capa de “Batman” sos de carne y hueso por lo tanto te cabe plomo. No subestimes a los presos.

Como vos tenés inteligencia, nosotros también la tenemos.

No le tenemos miedo, solo pedimos respeto y que no se burlen nuestros derechos, ya que no estamos en dictadura.

La violencia se combate con violencia y no nos vamos a someter.

Lo único que están creando son vicios, que a su tiempo verán los resultados, que no va a ser nada bueno.

Si bien estamos con muchos años de penitenciaría hay “muchos” amigos, compañeros que ya se van en libertad y van al mismo shopping que ustedes, al mismo estadio, cine, rambla, etcétera.

No nos subestimen ya verán los resultados, un saludo fraterno.

Hasta la victoria siempre.

carta 1.pdf

En la segunda carta, Parentini asegura estar viviendo una situación de acoso policial desde hace cinco años.

Para el señor Heber y Mendoza

Tarda pero llega.

En esta carta quería expresarme por lo que estoy pasando les habla Erwin Parentini, alias “Coco”.

Desde hace 5 años vengo viviendo un acoso policial, aislamientos en todos los lugares de mi país, castigos falsos, represión, etcétera.

Si bien no soy un santo y me hago cargo de todo lo que hice, ya lo estoy pagando con cárcel.

Me han transformado en “modo bicho” y pretenden me comporte como un ser humano, aislándome de los presos, durmiendo engrilletado de pies y manos, reprimido con más de 50 disparos de bala de goma y muchas cosas más.

No somos todos pichis como dicen, si bien lo hay, tienen que saber discernir.

Si el hombre llegó a la Luna, imagínese un cerebro horas encerrado a lo que puede llegar.

Se los digo por experiencia propia.

El aislamiento de uno de la familia genera más violencia.

No se olviden que muchos presos que son conocidos se van en libertad y van a los mismos shopping, rambla, estadio, que ustedes.

Coco.

CARTA 2

Dejá tu comentario