PolíticaArtigas | Bonomi

Institución de DD.HH. dice que detención de tabacaleros afectó su libertad de expresión

Los trabajadores manifestaban con pancartas en acto del gobierno y fueron detenidos por la Policía tras un forcejeo con Bonomi.

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo condenó este martes la detención de dos trabajadores tabacaleros que quisieron manifestarse en un acto del gobierno en Artigas, cuando el ministro de Transporte Víctor Rossi inauguraba obras en la ruta 30.

“En este episodio se afectaron de forma ilegítima los derechos a la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica, consagrados en normas y principios sobre derechos humanos”, dice el comunicado de la Institución.

Los manifestantes llegaron con una pancarta al acto oficial y tuvieron un forcejeo con el ministro del Interior Eduardo Bonomi, que en un momento se puso delante de ellos y su pancarta.

En ese momento uno de los trabajadores intenta ponerse otra vez delante de Bonomi, se cae al piso y ahí es cuando personal de seguridad primero y policías después se llevan detenidos a ambos manifestantes.

Uno de ellos luego contó a Subrayado que recuperaron la libertad poco rato después y que fueron tratados de forma correcta.

Por estos incidentes el Partido Colorado evalúa llevar al Parlamento al ministro Bonomi, mientras que el Partido Nacional condenó la actitud del jerarca.

COMUNICADO COMPLETO

Declaración de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo ante los hechos acaecidos el día 26 de noviembre del 2018 en el departamento de Artigas

Ante la detención de un grupo de manifestantes por parte de funcionarios del Ministerio del Interior ocurrida el día 26 de noviembre del 2018 en el Departamento de Artigas, el Consejo Directivo de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo declara:

1.- Recordar que si bien es potestad del Poder Ejecutivo adoptar medidas tendientes a lograr la conservación del orden y tranquilidad en lo interior (Art. 168 Numeral 1 de la Constitución de la República), ella debe ejercerse en forma armónica con la totalidad del ordenamiento jurídico vigente en el país, en especial con las normas de generación interna e internacional que establecen las obligaciones del Estado en materia de respeto, protección, garantía y promoción de los derechos humanos.

2.- Entender que en este episodio se afectaron de forma ilegítima los derechos a la libertad de expresión y la libertad de reunión pacífica, consagrados en normas y principios sobre derechos humanos.

3.- Reafirmar que las manifestaciones públicas pacíficas son una de las formas del ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de reunión, tal como ha señalado expresamente la Corte Interamericana de Derechos Humano al indicar que “…la libertad de expresión se inserta en el orden público primario y radical de la democracia, que no es concebible sin el debate libre y sin que la disidencia tenga pleno derecho de manifestarse”.

El Estado debe, por tanto, garantizar en todas sus formas el ejercicio de estas libertades de expresión, reunión y protesta pacífica, brindando protección a todas las personas incluyendo a los propios manifestantes.

4.- Recordar al Poder Ejecutivo y en especial al Ministerio del Interior que toda medida que se adopte para asegurar la seguridad y la convivencia debe guiarse por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad, pues toda acción dirigida a preservar la tranquilidad en actos públicos debe disponerse desde una perspectiva de ponderación de derechos, y en ningún caso puede incluir la detención de quienes realizan la manifestación de forma pacífica”.

Dejá tu comentario