DURAZNO

Inmujeres sigue caso de explotación sexual en Centenario; abogado del hombre apeló formalización

La directora de la institución, Mónica Bottero se refirió a las dificultades de este tipo de casos y que acompañan procedimiento de atención a las víctimas.

El Instituto Nacional de las Mujeres ( Inmujeres) acompaña el caso de trata de personas en la localidad de Centenario, para hacer un seguimiento de los procedimientos de atención a las víctimas.

Para la directora de la institución, Mónica Bottero, el caso “está lleno de elementos que llevan a pensar que puede haberse configurado situaciones de trata”. Sin embargo, señaló que “es muy difícil de probar situaciones de estas”.

“Aquí opera mucho el miedo, la amenaza, la amenaza a la familia, a la propia persona, la propia sobrevivencia, el medio de sobrevivencia, lo hace muy difícil de probar”, explicó Bottero.

De todos modos, añadió que cuando Delitos Complejos hace pública una operación de estas características, “tiene elementos suficientes” para generar un caso.

“El año pasado inauguramos un dispositivo en Paso de los Toros previendo que estas cosas pueden pasar, teniendo en cuenta que es un lugar donde se está haciendo una construcción muy grande, donde circulan muchos camiones, donde hay otras empresas que trabajan como satélite de la construcción más grande, y eso implica una gran concentración de hombres solos, viviendo allí”, indicó la directora.

Nicolás Ghizzo, defensa del hombre de 44 años imputado por trata de personas en una whiskería de la localidad de Centenario apeló la decisión de la Justicia porque entiende que no existen elementos claros para una formalización.

“En principio esto no es una operación internacional llamada Turquesa, sino que es una operación colateral que surge a raíz de esa investigación. A mi cliente no lo estaban investigando por nada de esto. La whiskería o bar, mejor dicho, estaba abierto hace un año y medio y es de público conocimiento de todas las autoridades que rigen”, dijo el abogado sobre su imputado.

Sobre el caso, indicó: “Se hizo una investigación, se entrevistó a trabajadoras sexuales que están en el bar y brindaron su declaración nueve, que están en los audios. En ningún momento relatan ninguna situación de captación, de reclutamiento, mucho menos de explotación. Ellas trabajan en un bar que es de encuentros, mi cliente vive de vender tragos en un bar, de un pool, rocola, un lugar de divertimento, y si vive, también, de habitaciones que tiene contiguas al bar, en otro padrón, alquila esas habitaciones”.

ABOGADO EXPLOTACION

Dejá tu comentario