DEPENDE DEL SISTEMA CONSTRUCTIVO

Incendios en grandes estructuras: los daños provocados por el fuego y cuándo recomiendan demoler

En muchas estructuras dañadas, arquitectos aconsejan la demolición porque estéticamente es inviable su reacondicionamiento. La importancia de los sistemas antiincendios.

10 de agosto de 2022, 14:43hs

El combate del fuego en incendios de grandes estructuras depende del material utilizado en la construcción de la edificación afectada. No es lo mismo un incendio en una estructura de hormigón armado, de acero, de ambos, o de materiales livianos como la madera y el yeso.

El arquitecto Marcos Lowenstein explicó a Subrayado que el comportamiento frente al fuego de ambos sistemas constructivos es totalmente distinto.

El acero a unos 500 grados pierde totalmente sus capacidades. “Se vuelve como muzzarella”, comparó. Lowenstein indicó que esa temperatura se alcanza en los primeros 15 minutos una vez que el incendio se generaliza.

Cuando la estructura es metálica se recomienda en casos de fuego generalizado no ingresar y atacar el fuego desde afuera, “porque el derrumbe puede suceder en cualquier momento”.

En el caso de estructuras de hormigón armado, las elevadas temperaturas pueden afectar su elasticidad y volverlas más deformables, porque el calor se propaga por las varillas de acero dentro del hormigón armado, produce dilataciones y la pérdida de adherencia.

No solamente el riesgo de colapso es motivo para demoler una estructura luego de la afectación por el fuego. Los expertos analizan en esos casos si es viable estéticamente reacondicionar la edificación en base a lo que quedó. Los sistemas requeridos en una edificación para obtener la habilitación de Bomberos contra incendios tienen como finalidad proteger a los seres humanos, pero no a las estructuras.

Lowenstein dijo que lo que se busca es que una parte del inmueble se mantenga inalterada y dé la seguridad para permitir una vía de evacuación.

Los sistemas de protección de incendios suponen alarmas, sensores de humo, rociadores automáticos de agua y aislamiento de estructuras que permitan salvar vidas, pero no están pensados para evitar los daños materiales.

Lowenstein sostuvo que el incendio se estudia como un fenómeno de catástrofe en los edificios, que debe resistir lo necesario para la evacuación de las personas, pero si el fuego se vuelve generalizado y por muchas horas no se apaga, puede llevar al colapso global.

INCENDIO ESTRUCTURAS

Temas de la nota

Dejá tu comentario