ECONOMÍA URUGUAYA

Exante proyecta un crecimiento de la economía en torno a 5% en 2022 y más de 3% en 2023

El contexto de expectativas empresariales se presenta favorable y permite aguardar un aumento de la inversión en los próximos dos años, afirma la consultora.

La consultora Exante prevé un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) en torno a 5% en 2022 y algo más de 3% en 2023. La proyección se conoció este miércoles en el desayuno de trabajo “Pasó el Covid; quedó la LUC. ¿Y ahora qué?”, sobre las perspectivas económicas de corto plazo y las oportunidades y desafíos que enfrenta el país.

El contexto de expectativas empresariales se presenta favorable y permite aguardar un aumento de la inversión en 2022 y 2023. La encuesta que realiza la consultora cada seis meses marca la mejor percepción del clima de negocios en más de 10 años.

En cuanto al rebote de la actividad económica después de la pandemia, un relevamiento de Exante constató que más de la mitad de las empresas aumentaron sus ventas en 2021 y más del 60% mejoraron sus márgenes de rentabilidad.

En una perspectiva de largo plazo, Uruguay muestra tasas de crecimiento muy reducidas de apenas 1,6% anual en la última década, muy por debajo de la media mundial, al tiempo que la inversión resulta baja en una comparación internacional.

Para que el país pueda sostener tasas de crecimiento más importantes a largo plazo, resulta imprescindible impulsar una agenda ambiciosa de reformas, que aborde desafíos en múltiples frentes: seguridad social, inserción internacional, relaciones laborales, regulación y competencia, educación, pobreza y marginalidad, asegura Exante.

La discusión política posreferéndum continúa enfocada en urgencias de corto plazo como la suba de la inflación.

Por último, se advierte de factores de alto riesgo externo como la alta inflación mundial, la guerra en Ucrania y el freno de China. Eso podría poner un final abrupto del ciclo alcista de los precios de las materias primas que está favoreciendo a Uruguay.

La preservación de adecuados equilibrios macroeconómicos (inflación, déficit fiscal, competitividad, salarios y empleo) resulta clave para los próximos años, que estarán paulatinamente marcados por la proximidad del ciclo electoral y probablemente por mayores tensiones entre los distintos objetivos de la política económica, concluye Exante.

Evento Abril 2022 - Presentación - Final.pdf

Dejá tu comentario