Política Manini | Lacalle Pou | ley forestal

Diferencias entre Manini y Lacalle Pou por ley forestal derivó en un "grupo de trabajo" que se reúne hoy

Desde las 13 horas buscarán un difícil acuerdo dada la firme posición de Cabildo Abierto y la voluntad del presidente de vetar

La búsqueda de consenso sobre la eventual reforma a la ley forestal 15.939 generó un "grupo de trabajo" dentro de la coalición multicolor, informa este jueves La Diaria.

El senador del Partido Nacional Jorge Gandini anunció que se requerirá la opinión de expertos, empresarios y jerarcas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), entre otros. Se hará, dijo Gandini, algo que no se hizo cuando se dio la discusión parlamentaria en el mes de diciembre.

Para el senador blanco Sebastián Da Silva, la ley que Manini Ríos ingresó a comisión en el Parlamento en diciembre y ya tiene media sanción en Diputados es de corte "kirchnerista" porque busca limitar la producción forestal.

Desde hace tiempo, el líder de Cabildo Abierto viene debatiendo en público, incluso con el presidente Lacalle Pou, sobre el alcance de esta ley.

La misma ya tiene media sanción. En diciembre fue aprobada en Cámara de Diputados con el apoyo del Frente Amplio, el Partido Ecologista Radical Intransigente y Cabildo Abierto. El Partido Nacional y el Partido Colorado votaron en contra. Los colorados tienen una posición tomada desde el origen ya que durante el gobierno Julio Sanguinetti en diciembre de 1987 se aprobó la ley de forestación tal cual se conoce hoy.

El 5 de diciembre de 2019 una de las primeras vistas empresariales que recibió el presidente electo fue de la directiva de UPM-Kymmene. La preocupación estaba sobre la mesa: un posible cambio de reglas relacionado con el traspaso de poder del Frente Amplio en favor del Partido Nacional.

Lacalle Pou tranquilizó a Jussi Pesonen, CEO de la compañía en cuanto a seguridad jurídica. Pero le anticipó que habría una renegociación sobre los costos de la obra de infraestructura, entre otros, algo que finalmente ocurrió en mayo de 2020, cuando el mandatario anunció que esa renegociación implicaría un ahorro para el Estado uruguayo de 128 millones de dólares. La cifra fue cuestionada por el Frente Amplio, ya que según sus dirigentes varios de esos acuerdos obtenidos ya estaban en carpeta de antes y no constituían "logros" del gobierno.

Sobre ese pilar, y el del respeto al medio ambiente, Lacalle Pou mantuvo la defensa de la obra UPM2 en Pueblo Centenario, hasta que apareció el público reclamo de Cabildo Abierto, apoyado en este caso por la oposición.

El mandatario ya anunció que recurrirá al mecanismo del veto si la norma prospera así como está en la comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca.

A fines de diciembre, Manini habló del gesto político y redobló la apuesta señalando que Lacalle Pou "está equivocado".

El sábado último el exmilitar le hizo llegar al presidente una serie de iniciativas económicas en un contexto especial como el primer año de gobierno, en el que Lacalle se presentaría ante la Asamblea General para rendir cuenta de la gestión y hacer anuncios de cara al futuro.

La coalición multicolor se ha mantenido a raya a pesar de las discrepancias que algunos de los socios han manifestado sobre el rumbo del gobierno.

En ese sentido Cabildo Abierto, a través del propio Manini, y de algunos de sus legisladores, vienen marcando un perfil propio. Han propuesto leyes para refinanciar las deudas privadas y evitar las tasas abusivas de los prestadores de créditos. También han propuesto créditos blandos para Pymes y otras iniciativas para mejorar la situación de sectores vulnerables de la sociedad.

El general retirado se ha mostrado crítico con el discurso de las corporaciones globales y en ese sentido la última polémica fue por las afirmaciones de Bill Gates sobre la carne sintética. "Nos dicen cómo vestirnos, cómo pensar. Y ahora nos dicen qué comer", ironizó Manini en Twitter.

Acorde a estas posiciones nacionalistas, Cabildo Abierto no quiere el avance forestal que propone la concreción de la tercera planta de celulosa en Uruguay, a través de la multinacional UPM.

El primero en marcar esa discrepancia fue el diputado Eduardo Lust. Sin llegar a estos extremos, Manini también alerta sobre los peligros del avance de la plantación de eucaliptus y el daño que ocasiona al medio ambiente y a otras producciones agropecuarias.

Dejá tu comentario