Deportes Copa Libertadores

Victorias de equipos argentinos en Copa LIbertadores

Mientras que Boca derrotó 1-0 a Fluminense que jugo 56 minutos con un hombre de menos, Vélez con el mismo resultado supero a Santos, donde Neymar fue neutralizado.

Vélez Sársfield venció por 1-0 al Santos en un partido de cuidadosos movimientos de ajedrez, fue feliz al neutralizar la artillería encabezada por Neymar y ahora espera administrar con éxito la próxima semana el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores.  

Con un único tanto convertido de cabeza por Mauro Óbolo, el conjunto argentino logró un doble objetivo ante el actual campeón de América: vencer y evitar que el rival conviertan goles a domicilio.   El equipo que conduce Ricardo Gareca se mostró más ambicioso y ofensivo desde el comienzo con sus punzantes delanteros Juan Manuel Martínez y Mauro Óbolo, con la conducción de Alejandro Cabral.  

En el visitante, que venía de consagrarse Campeón Paulista el último fin de semana, no hubo grandes conexiones entre Elano, Alan Kardec, Paulo Henrique Ganso y Neymar para llevar peligro a la portería de Marcelo Barovero.  

En el minuto 35 un centro preciso de Emiliano Papa encontró el anticipo de Óbolo que cabeceó en el primer palo para superar a Rafael y establecer la ventaja para el local.   Poca reacción hubo por parte de los brasileños, que siguieron más preocupados por mantener un orden defensivo que por procurar la igualdad.  

En el complemento el trámite fue similar con un conjunto local que dejaba al juvenil Gino Peruzzi con la obligación primordial de contener a Neymar, mientras el resto de la defensa se escalonaba para ayudarlo en esa tarea.   El arquero Rafael con dos intervenciones oportunas evitó una nueva caída de su arco y le permitió a Santos terminar el partido y pensar en la revancha sólo con un gol en desventaja.  

El jueves próximo en el estadio Villa Belmiro se definirá esta serie en busca de un semifinalista para esta edición de la Copa Libertadores.

En el otro partido de la noche del jueves, con un gol de Pablo Mouche, al minuto 51, Boca Juniors derrotó por 1-0 al Fluminense.  

La diferencia del equipo argentino parece escasa si se tiene en cuenta que jugó 56 minutos con un hombre más por la expulsión de Carlinhos a los 34.  

Hubo grandes ausencias en uno y otro equipo: mientras el 'Flu' no pudo contar con cinco jugadores por lesión, Wellington Nem, Edwin Valencia, Diguinho, Fred y Deco, en el local tampoco pudieron estar Leandro Somoza, Santiago Silva y Pablo Ledesma.   Boca Juniors se hizo dueño de la pelota desde el comienzo y con su figura Juan Romám Riquelme como eje pretendió llegar con peligro al arco defendido por Diego Cavallieri.  

En los primeros minutos el flamante campeón carioca apostó al contragolpe con Rafael Sobis, Rafael Moura, Thiago Neves, pero tuvo pocas oportunidades para abrir el marcador.   Dos grandes respuestas de Cavallieri ante los remates de Mouche y Rolando Schiavi impidieron que el local se fuera en ventaja al descanso.  

En el complemento, el técnico del equipo 'xeneize', Julio César Falcioni, realizó un cambio ofensivo con el delantero Nicolás Blandi por el centrocampista Cristian Erbes.   En los primeros treinta minutos de este período se vio la mejor versión de Boca Juniors que abrió el marcador con una habilitación de Darío Cvitanich para una definición cruzada de Mouche.   Este fue el noveno tanto del delantero argentino en el 2012, que lo ratifica como la carta de gol del Boca Juniors en este semestre en tres competencias: las Copa Libertadores y Argentina, y el torneo Clausura.  

Tras el gol, el Fluminense optó por la precaución para no irse al choque de vuelta con otro tanto y se replegó en el campo apostando al contragolpe y a la velocidad del ingresado Marcos Junior.  

La serie se definirá el próximo miércoles en el estadio João Havelange, de Río de Janeiro.

EFE

Dejá tu comentario