Policialesjusticia | violencia doméstica | Durazno

Víctima de violencia doméstica pide que no le quiten la tobillera al agresor

La mujer, oriunda de Durazno, pide a la justicia que revea la sentencia que la dejó en la calle junto a sus hijos.

Por orden judicial, una mujer víctima de violencia doméstica abandonó su hogar debido a que su agresor se mudó al mismo barrio.

Karen Sosa, de 43 años y madre de tres hijos de 7, 18 y 21 años, denuncia la situación de violencia física y sexual, que, según relata, comenzó en 2018.

Desde entonces, su ex pareja fue procesada 2 veces: una por violencia doméstica y la segunda por desacato, y estuvo en prisión 6 meses.

El agresor salió de la cárcel en julio, y continuó hostigando a la víctima. La justicia dispuso como medida cautelar la prohibición de comunicación, acercamiento y le asignó el uso de tobillera por 180 días, pero según relata la mujer, las amenazas de agresiones continúan.

La medida cautelar vencerá en marzo.

De todos lados me tengo que ir yo… él va a mi casa… cerca de mi casa... o me espera en las cuadras que yo pasaba para ir a trabajar, y para la jueza no hay incumplimiento

En los últimos días, la justicia dispuso que la mujer y sus hijos abandonen el hogar, ya que el agresor vive con sus padres a 4 cuadras de la casa. La víctima, que actualmente se encuentra sin trabajo y en situación de calle, reclama a la justicia que revea la sentencia.

Dejá tu comentario