Protagonistas | Covid-19 | aglomeraciones

Ventilación continua, distribuida y cruzada: clave para disminuir el riesgo del Covid

Los medidores de dióxido de carbono cuestan entre 100 y 400 dólares. Lo ideal es que la concentración sea inferior a 700 ppm.

Ventilar los ambientes de forma correcta contribuye a disminuir la transmisión del Covid-19. Para evaluar la calidad del aire en espacios cerrados, comienzan a verse en Uruguay medidores de dióxido de carbono, el gas que emiten todas las personas cuando respiran.

Subrayado probó estos aparatos en distintos ambientes, con la epidemióloga Silvia Guerra. El costo de los medidores varía entre los 100 y 400 dólares.

Por ejemplo, en un restaurante lo ideal es que el aire esté por debajo de 700 partes por millón (ppm) de partículas de dióxido de carbono en el aire, pero puede haber hasta 800 ppm. Después de ese límite, la persona “respira más aire que otro ya respiró”, y eso provoca un mayor riesgo de contraer Covid, indicó la especialista en control de infecciones.

Una de las situaciones de mayor riesgo es el transporte cuando no se viaja en las condiciones adecuadas.

Otro ejemplo. En un auto con tres ocupantes y las ventanillas cerradas se partió de una medición de CO2 de 470 ppm y a las tres cuadras, ese valor llegó a casi 1.000 ppm. Luego, con una apertura cruzada de vidrios (delantero izquierdo y trasero derecho, por ejemplo) de unos cinco centímetros se logró bajar a valores óptimos inferiores a 700 ppm.

Guerra recomendó que, en caso de factores de riesgo, ir temprano al supermercado o a un centro de salud para evitar aglomeraciones. “Cuánto más avanza el día, más va perdiendo el aire calidad”, afirmó.

Para que una ventilación sea correcta tiene que ser continua, distribuida y cruzada. “Es la mejor herramienta para que la gente aprenda a generar entornos saludables”, enfatizó.

MEDICION CO2 DOS

Dejá tu comentario