Policialesestafa

Venezolano detenido luego de estafar a ancianos: se hizo pasar por "gerente del BROU"

El caso que alertó a la Policía sucedió en Colonia Valdense. Se trata de un delito que requiere datos previos de las victimas.

Un venezolano lo volvió a hacer: haciéndose pasar primero por nieto de la víctima y luego por gerente del BROU estafó a ancianos con el cuento del "corralito bancario".

El individuo fue detenido. El venezolano reside en Buenos Aires y forma parte de una organización que se dedica a este tipo de maniobras.

Como medida cautelar, la fiscal pidió la prisión preventiva para el venezolano por el riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Se trata de una maniobra que requiere cierta tarea de acumulación de datos para conocer a la víctima.

La estafa que despertó la investigación tuvo lugar el 3 de diciembre.

Ese día, una pareja de ancianos -residente en Colonia Valdense- recibió una llamada de alguien haciéndose pasar por un nieto "K".

El joven "K" habló primero con la mujer y le dijo que necesitaba hablar con el abuelo de manera urgente.

El hombre se encontraba en el médico y cuando regresó tomó contacto con el supuesto nieto.

Allí le planteó la inminencia de un corralito bancario y la necesidad de sacar del banco los ahorros.

El estafado le contó dónde tenía el dinero y cuánto.

El joven le aconsejó que sacara todo el dinero y que al menos la mitad se lo entregara a él para que la pusiera a salvo.

Para tal fin, citó al anciano en Colonia. El "nieto" lo esperaría allá junto a su "madre" para llenar una planilla y tomar nota de la numeración de los billetes.

Convencido de estar ante una crisis bancaria fue al BROU y sacó sus ahorros.

El anciano viajó a Colonia con 10.000 dólares. La otra mitad la dejó en su casa, tal como le pidieron.

Por supuesto, en Colonia no se encontró con nadie. Así, los estafadores habían comprado tiempo para consumar la estafa.

Durante la ausencia del hombre, el venezolano llegó en un taxi junto a otros dos hombres y se presentó como "gerente del Banco República".

Convenció a la esposa para que le entregara los 10.000 dólares y 3.400 más que ella había sacado por su cuenta unas horas antes.

Cuando llegó su esposo, le contó que había entregado el dinero a un señor vestido de traje y con "acento español" que dijo ser gerente del BROU.

La Policía comenzó a investigar los teléfonos desde los cuales se hicieron las llamadas.

Las cámaras de videovigilancia permitieron dar con el nombre del venezolano. Quedó registrado cuando pasó a buscar el dinero en taxi.

También se pudo ubicar físicamente al esafador a través de sus redes sociales.

Todo coincidió con otras cámaras que lo registraron en una estación Ancap, a la llegada en el puerto y la declaración del taxista que lo trasladó desde Colonia a Colonia Valdense.

Se trata de un tipo de estafa que ya tiene antecedentes en el país.

En noviembre de 2018, una pareja de argentinos llevó a cabo la misma maniobra con víctimas de perfil similar.

Temas

Dejá tu comentario