SociedadCasavalle | narcotráfico | Palomares

Vecinos denunciaron los planes de Jairo para matar al sociólogo Gustavo Leal

Sosa terminó en la cárcel junto a otros cuatro integrantes de "Los Chingas". El jerarca amenazado afirmó que del grupo "solo quedan escombros".

El Plan de Convivencia y Seguridad Ciudadana en Los Palomares de Casavalle lleva 76 días, pero las primeras intervenciones de la Fiscalía y de la Policía en el barrio fueron en el mes de diciembre.

Desde esa fecha, más de 30 integrantes de la banda de narcos denominada “Los Chingas” han pasado por la Justicia. En las últimas horas, otros cinco integrantes del grupo terminaron en prisión. Uno de ellos es el hijo de la líder de “Los Chingas”, Mónica Sosa. Jairo, de 22 años, amenazó con matar al sociólogo Gustavo Leal y los propios vecinos de la zona denunciaron el plan ante la Fiscalía.

“No es fácil vivir en ese lugar y tener la valentía de haber ido a la Fiscalía a denunciarlo”, dijo Gustavo Leal, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior.

Al ser consultado por Subrayado, sobre si se terminaron “Los Chingas” en Casavalle, Leal envió un mensaje: “donde hubo Chingas, escombros quedan”, aseguró.

El sociólogo destacó el rol central que ha tenido la Fiscalía en el proceso de combate a la banda de narcos. Sin la protección de testigos, prevista en el nuevo Código del Proceso Penal, el trabajo no se hubiera podido realizar.

“La gente está rompiendo el miedo”, indicó el experto. Adelantó que las demoliciones en el barrio continuarán este viernes. El objetivo es abrir una calle para generar un nuevo espacio de convivencia.

MODELO COLOMBIANO

El gobierno uruguayo encontró en Casavalle una modalidad de combate al narcotráfico inédita en nuestro país.

El modelo, que supone la intervención de varios organismos del Estado en un barrio puntual para combatir el narcotráfico en base a tareas de inteligencia, contacto mano a mano, generación de confianza y mejora del espacio público, fue implementado con éxito por primera vez en Los Palomares y se basó en la experiencia realizada en Medellín, Colombia, obviamente a otra escala.

En Casavalle, la banda “Los Chingas” ejercía el dominio barrial a través de la usurpación de viviendas y amenazas de muerte. Tras varios meses de trabajo, gran parte de la banda ya no existe.

La coordinación del plan estuvo a cargo del sociólogo Gustavo Leal, por parte del Ministerio del Interior, quien pasó prácticamente todo el invierno en Casavalle.

“No soy un héroe solitario, soy un funcionario público que estoy cumpliendo mi trabajo, y lo cumplo con pasión y con convicción”, aseguró Leal.

El presidente Tabaré Vázquez quiere que esta forma de combate a la delincuencia se repita en otros puntos de Montevideo y el trabajo realizado, puntualmente en Casavalle, recibió manifestaciones de respaldo de distintos actores políticos, incluso de la oposición.

NO MAS CHINGAS LEAL

Dejá tu comentario