Política Tabaré Vázquez | Frente Amplio

Vázquez aspiraba a crear CEIBAL, un sector con blancos y colorados progresistas

En una serie de entrevistas para un libro que nunca fue publicado, el líder de la izquierda analizó por qué el Frente Amplio alcanzó su techo.

El expresidente Tabaré Vázquez pensaba en una nueva fuerza política en alianza con blancos y colorados que no estuvieran conformes.

El fallecido líder ya tenía nombre para el sector: Centro de Izquierda de Base Artiguista Latinoamericanista, CEIBAL por sus siglas

La revelación es publicada este jueves en el semanario Búsqueda sobre la base de una serie de entrevistas que el periodista Gabriel Pereyra realizó con Vázquez en vistas a un libro que nunca fue publicado.

En el marco de esas entrevistas, de las que el semanario publica un resumen, el expresidente confiesa que fue él quien le sugirió a Jorge Batlle la creación de la Comisión para la Paz antes de que el colorado asumiera funciones, y se pronunció a favor de un sistema electoral que de espacio a la reelección.

Vázquez señaló que un período de cuatro años no alcanza para llevar a cabo los proyectos de un gobierno. También dijo que diez años es "mucho".

"Lo ideal sería cuatro años, más cuatro años más", afirmó, aunque especificó: "y después, muchas gracias y nunca más"

"EL FA LLEGÓ AL TECHO"

Vázquez contó que la idea era buscar una fuerza superadora del Frente Amplio y puso como ejemplo la experiencia del Encuentro Progresista que arrimó a la izquierda a grupos políticos de los partidos tradicionales.

"La posición que teníamos los que defendíamos al Encuentro Progresista era que el Frente Amplio había llegado a un techo y que como Frente Amplio no crecía más", recordó el exmandatario.

"Había actores políticos que podían votar un programa de izquierda progresista, de centroizquierda, pero que no iban a entrar al Frente. Y ahí hubo ingresos y la izquierda se reconstruyó, ahí la izquierda creció".

No obstante, reconoció que un espacio como CEIBAL podría generar desprendimientos, fuerzas de izquierda que no quisieran participar.

Vázquez atribuyó la disolución del Encuentro Progresista y el regreso al FA "por un error ocasionado por la emotividad, y es malo pensar, razones desde las emociones".

Para el líder político, ahora están dadas las condiciones para buscar una experiencia como el grupo CEIBAL. "Yo creo que no hay con qué darle a un posicionamiento de este tipo", aseguró.

Explicó que en el "subconsciente" de los uruguayos está la "bipolaridad", el "bipartidismo" por razones históricas.

Vázquez dijo que "los extremos políticos e ideológicos no tienen futuro en el país" y el escenario futuro es la derecha de un lado y la centroizquierda del otro.

"Yo no creo en la centroderecha en el Uruguay", dijo. "La derecha es incapaz de actuar en el centro".

Sostuvo que hay votantes de los partidos tradicionales que se sienten "incómodos" con los enfoques de los dirigentes de derecha. Puso el ejemplo de Pedro Bordaberry y Luis Alberto Lacalle Herrera.

Además dijo que otros dirigentes de partidos tradicionales que invocaban posturas más progresistas como el actual ministro del Interior, Jorge Larrañaga "ya dieron los que tenían que dar".

"No le veo mucho más futuro a Larrañaga", explicó el expresidente y agregó: "Los que son wilsonistas y tuvieron en Wilson un líder tremendo, carismático, inteligente, no lo encuentran en Larrañaga, sinceramente, ni en nadie del Partido Nacional hoy en día".

Dejá tu comentario