Política UTE | estafa | Hong Kong

UTE a punto de ser estafada por US$ 2 millones a raíz una maniobra con un mail apócrifo

Un mensaje atribuido a gerencia general pidió una transacción en favor de un banco asiático para un "negocio confidencial".

Un intento de estafa casi le cuesta US$ 2 millones a UTE, pero a último momento el BROU pudo frenar la transferencia a una institución financiera de Hong Kong, informa este viernes el diario El Observador.

El 19 de mayo, despertó todas las alarmas en UTE por una comunicación desde un supuesto mail del gerente general a una funcionaria de la gerencia financiera, encargada de los pagos.

En la misiva se preguntaba sobre el saldo financiero de la empresa y se comunicaba que la información era para saldar un "negocio confidencial" por 1.956.670 dólares. Este anticipo debería pagarse en cuatro transferencias separadas, se detalló.

La institución que estaba lista para recibir el dinero era Hong Kong and Shangai Banking Corporation y cuyo beneficiario resultó ser la firma Ailemei Trading Limited, un supuesto proveedor del exterior

En el mail de solicitud se establecía además el número factura de referencia y se le exigía a la funcionaria mantener estricta confidencialidad, incluso con su personal superior inmediato.

La frase atribuida al gerente general está registrada en la denuncia presentada ante el Departamento de Delitos Financieros de la Jefatura de Policía de Montevideo.

"Es obligatorio no hacer ningún comentario a un tercero sobre este informe incluso en mi presencia, ni tampoco por teléfono o mensaje, o realizar algún comentario a terceros sobre este tema. Únicamente a través de mi correo electrónico privado. (...) Una vez que hayas la orden de transferencia me avisas y hay que enviar el justificante".

Ante la situación, la Gerencia Financiera expuso que las características de la operación se debía realizar mediante una liquidación de pago intervenido por el contador delegado del Tribunal de Cuentas.

Sin embargo, atendiendo a las circunstancias -de supuesta confidencialidad- se podía realizar la transferencia con posterior regularización del trámite.

En el cruce de mails, la supuesta comunicación de la Gerencia General solicitó la redacción de un memorándum de la operación, que fue realizada por el gerencia Financiero y la funcionaria encargada de pagos que recibió la solicitud.

El documento fue enviado a Gerencia Gerencial y desde allí devuelto para poner en curso la transacción a la Gerencia Económica-Financiera con la firma de la presidenta de UTE. Silvia Emaldi. Después se supo que era una firma apócrifa.

Los funcionarios relataron a la Policía -según actas a las que accedió El Observador- que "de forma tardía" notaron las inconsistencias en la cadena de mails, por lo que llamaron al gerente financiero y a la presidenta Emaldi, quienes negaron haber participado de esta situación.

Una primera investigación determinó que el correo electrónica correspondía al nombre del gerente general, pero la dirección revelaba que provenía de un servidor distinto al de UTE. El estilo del correo tenía "un tono coloquial" que no se corresponde a este tipo de comunicaciones.

CONTROLES SANCIONES

Lo que le sucedió a UTE es conocido por los expertos en seguridad informática como “estafa del jefe”. Se trata de una forma de fraude que se utiliza en todo el mundo, que es motivo de preocupación, pero que a pesar que se trabaja sobre el tema, sigue sucediendo.

ESTAFAS ELECTRONICAS

Dejá tu comentario