MOSQUITOS

Uso correcto de repelente en niños, los insecticidas más recomendables y otros consejos de una toxicóloga

La especialista remarcó que lo principal es evitar recipientes con agua que lleven a la cría de mosquitos en los hogares.

La médica toxicóloga, Alba Negrín, habló sobre los recaudos que hay que tener frente al aumento de casos de dengue en Uruguay, especialmente en el uso de repelente.

El primer punto que recomendó la toxicóloga fue evitar tener fuentes que permitan la cría de mosquitos, como recipientes con agua estancada.

En cuanto a los repelentes, indicó que la recomendación es usar aquellos de baja concentración, de 7,5 a 15%. Los repelentes pueden venir en crema, toallitas, spray.

“Son productos seguros, que están registrados en el Ministerio de Salud Pública, y conviene utilizarlos en períodos cortos. Sobre todo vinculados a la mayor actividad de los mosquitos, y en este caso del aedes aegyptis, que es el involucrado en el dengue”, señaló la especialista.

En lactantes pequeños no se recomienda el uso de repelente y aconsejan en su lugar utilizar tules, redecillas sobre camas y carritos. “Luego en los niños mayores de un año se pueden utilizar este tipo de productos, siempre recordando que la duración del efecto es corto. Entre una hora y cuatro horas para los que tienen concentración del 25%”, agregó Negrín.

También recomiendan aplicar el producto en las manos del adulto y luego sobre el niño.

Sobre el uso de insecticidas o repelentes ambientales, habló de que la aplicación conviene que no sea sobre productos de la cocina y que se utilicen las “tabletas termoevaporables o líquidos que a través del calor evaporan el principio activo, dejando para el exterior los tradicionales espirales, tratando de no utilizarlos dentro del hogar, porque son productos que generan humo y el humo tiene un riesgo respiratorio”.

Recomiendan también dejar fuera del alcance de los niños. “Si están utilizados como fueron diseñados para ser usados, el riesgo en la exposición es bajo”, dijo sobre las tabletas. De todos modos, si los niños las llevan a su boca, hay que consultar al médico.

Hay otros productos, como la cipermetrina, que hay quienes lo utilizan para fumigar predios. Al respecto, la especialista indicó que hay mosquitos que son más sensibles que otros a estos productos.

De todos modos, aclaró que “los piretroides para el ser humano siempre tienen algo de toxicidad” y que “tiene riesgos ambientales para las personas y mascotas que puedan ser alcanzadas por estas fumigaciones”, como alergias, adormecimiento de boca y mucosas. Por esto, llaman a “no fumigar en estos momentos porque este mosquito no es tan sensible a la fumigación”.

Dejá tu comentario