InternacionalesArgentina | Asesinatos

Una uruguaya indagada en Argentina por el asesinato de su esposo en un country

La mujer dijo que a Rolando Nisbaum le dieron un tiro en la cara en el marco de una rapiña. Pero las pruebas materiales dicen otra cosa, según la Policía

Una mujer uruguaya de 39 años es indagada este jueves por el asesinato de su esposo, Rolando Nusbaum, con quien estaba casada desde hace 20 años y compartían dos hijos en Argentina.

El crimen tuvo lugar en el country Open Door y la victima, Rolando Nisbaum, de 67 años, apareció muerto con un disparo en la cara.

En la casa también estaban, en ese momento, los dos hijos, un adolescente y una niña, de 16 y 9 años, aunque dormían en la planta alta y no alcanzaron a escuchar nada.

la esposa sostuvo que el hecho se produjo durante una rapiña, pero la Policía no le cree: los datos científicas indican que no hubo una tercera persona en el lugar.

Los diarios argentinos identifican a la indagada como Gabriela Aracy Moreira. Ella se encontraba en proceso de separación con el fallecido.

La prueba positiva de dermotest -rastros de pólvora en las manos y la ropa- la convirtió en primera sospechosa y fue detenida el miércoles al mediodía.

Oriundo de Luján, Nisbaum era empresario rural y administraba un coto de caza en La Pampa.

Moreira dijo que la tragedia se desató tras el ingreso de delincuentes a la casa de campo que estaba en venta desde hacía más de un año.

En el robo, supuestamente, se llevaron 30.000 dólares, dos celulares, armas de fuego y propiedades de valor.

La mujer señaló que los delincuentes la tuvieron como rehén y fue abandonada en ruta 6. Recién después pudo llamar a la Policía pasadas las 4 d ela madrugada del lunes.

La ciudadana uruguaya está acusada de "homicidio calificado por el vínculo y por su comisión con alevosía en concurso ideal".

El fiscal Pablo Vieiro puso en conocimiento de las indagatorias al Juzgado de Garantías N.º 3, a cargo del doctor Pablo Morán

La autopsia practicada al cuerpo de Nusbaum por parte de ka Policía Científica de Chivilcoy indica que la victima presentaba un solo balazo que ingresó por uno de los pómulos y quedó alojado en la región malar.

Por la posición en la que fue hallado el cadáver, acostado en la cama y tapado con sábanas y frazadas, los investigadores analizan la posibilidad de que Nusbaum haya sido asesinado mientras dormía, lo que se contrapone con el relato que su esposa dio de los hechos.

Además, según los expertos, el empresario rural no presentaba ningún signo de defensa.

Voceros policiales indicaron que al inspeccionar la casa no encontraron entradas forzadas, que la vaina servida 9 milímetros hallada en la escena coincide con la marca de una caja de munición de la víctima y que el arma empleada podría ser la pistola de ese calibre que Nusbaum guardaba en un cajón.

"No está totalmente descartada la teoría de la mujer, pero todo indica que no hubo una tercera persona en la escena del crimen de Nusbaum", dijeron a Clarín fuentes de la investigación.

Nusbaum no vivía con la mujer y los chicos en forma permanente, aunque "iba y venía; él era el absoluto proveedor de todos los gastos de esa familia", confió una fuente que pidió el anonimato.

El empresario viajaba mucho. Hace poco había regresado de uno de sus viajes y que con su mujer estaba en una etapa de "idas y vueltas", dijeron las fuentes.,

El hombre vivía con un hermano y pasaba varias veces por semana por la casa del country a visitar a sus hijos.

En junio de 2013, Nusbaum le cedió 20 mil cuotas de sus empresas a su mujer y renunció al cargo de gerente: la sucesora en el cargo fue Moreira misma.

Sin embargo, los negocios ya no cerraban como antes.

"Uno de los hermanos contó que Nusbaum no andaba bien de dinero, que incluso él le solía prestar plata para que pudiera dejarle algo a su mujer y los hijos y que tenían la casa del club de campo en venta", confió otro de los investigadores.

Hace dos meses, la mujer había creado una empresa como monotributista.

"Al parecer, había conflictos de plata, porque ella dependía ciento por ciento de él, por eso había empezado con algunos trabajitos en un consultorio y en una inmobiliaria".

Los hijos de Nusbaum y Moreira quedaron al cuidado de la abuela materna y estaban esperando la llegada de una hija de Nusbaum, de un matrimonio anterior.

Dejá tu comentario