PRÓXIMO VIVO 12:25HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
VIOLENCIA

Una pista firme y un trabajo paciente; así fue la caída del sospechoso de matar al hincha de Peñarol

Los investigadores creen que el ahora detenido quería fugar a Porto Alegre, pero la Policía frustró el plan y logró detenerlo en Rivera.

21 de enero de 2022, 14:49hs

Varias personas identificadas con la barra brava de Nacional estaban en el Casmu esperando si Washington Simón mejoraba. Simón había sido baleado el 6 de enero en la tradicional Vía Blanca de La Unión. Unos hinchas de Peñarol que estaban en ese lugar lo habían reconocido. Simón era una de las personas que había sido condenada por el crimen de Hernán Fioritto, un parcial de Peñarol que fue asesinado por barras de Nacional cuando festejaba el aniversario del club en un aplaza de Santa Lucía (Canelones).

A Simón le dispararon varias veces y quedó internado. El 10 de enero el estado de salud de Simón empeoró. Fue en ese contexto que uno de los hinchas de Nacional que estaba en el Casmu se subió a una moto y comenzó a recorrer el barrio.

“El recorre varias calles siempre por la misma zona, desde la mañana”, explicó a Subrayado Mirta Morales, fiscal de Homicidios de 2º Turno y a cargo de la investigación. Fue en las calles Avellaneda y Pernas que este barra brava se cruzó con un adolescente de 17 años que viajaba en su bici rumbo a la farmacia. Pero el joven tenía una camiseta de Peñarol y el barra de Nacional le disparó a la cabeza, lo que provocó la muerte a Ignacio Galván. A las horas de esto, la noticia en los alrededores del Casmu fue que Simón había muerto.

La Policía y la Fiscalía comenzaron a investigar el crimen del adolescente. “El primer día del hecho nos pusimos a trabajar. Se trabajó muy bien con la Policía, con el análisis de monitoreo de las cámaras”, contó Morales.

Pero los investigadores tenían que dar pasos concretos para poder capturarlo. Luego del crimen sospechan que el presunto asesino comenzó a viajar por diferentes puntos del interior y así lo mostraban las distintas herramientas que analizaba la Policía. Los investigadores trazaron una línea de tiempo y miraron detalladamente los minutos, las horas y las zonas por donde se movía el principal sospechoso en las cámaras. Creen que recibió ayuda para trasladarse por el territorio nacional. Y mientras lo buscaban un rumor se hacía cada vez mas grande: el delincuente pretendería fugar hacia Porto Alegre (Brasil). Y fue en ese contexto que se comenzó a tramitar una orden de requisitoria con Interpol a nivel internacional.

Pero el plan del delincuente se frustró. Los investigadores de la Zona Operacional II de la Jefatura de Policía de Montevideo supieron que esta persona se estaba escondiendo en Rivera y el intercambio de información entre los policías de ese departamento y los de Montevideo fue clave. Con el delincuente ya identificado allanaron una vivienda en Rivera y lo detuvieron. El delincuente tiene 28 años y un antecedente penal por porte de armas de fuego.

En el momento de asesinar a Galván el delincuente estaba solo en la moto. Vio al adolescente y simplemente le disparó. Pero ese mismo día antes del crimen se lo ve en las cámaras con otra persona. La teoría de los investigadores es que esa mañana del 10 de enero el delincuente salió en la moto de otro hincha a una esquina donde se junta un barra de Peñarol, pero luego de dar varios vueltas por ahí no los encontró. En cambio vio al joven de 17 años que llevaba puesta una camiseta, pero que no estaba vinculado a la barrra aurinegra.

Según indicaron fuentes del caso a Subrayado, la Policía cree que esta persona era de la barra brava de Nacional y muy amigo de Washington Simón; y esto, dicen los investigadores, se podía apreciar tan solo viendo sus redes sociales.

Un día antes de que se juegue el clásico de verano entre Nacional y Peñarol, en el marco de una creciente violencia, la Policía logró detener a este persona. Según indicaron fuentes del caso a Subrayado el delincuente estaba refugiado en la casa de un amigo, ubicada en el Barrio Nuevo de la ciudad de Rivera. Su amigo también fue detenido y está a disposición de la Fiscalía de Rivera.

El caso del crimen de Galván, por una cuestión de turnos de la Fiscalía, quedó en manos de Adriana Edelman y se espera que este sábado la Justicia impute por la presunta autoría del crimen.

Mientras tanto la Policía continúa trabajando para dar con los barras de Peñarol que dispararon y terminaron asesinando a Simón.

En tanto, el abogado de la familia de Ignacio Galván, Gúmer Pérez, manifestó que los padres del adolescente le pidieron que se hiciera Justicia.

ABOGADO FAMILIA

Por su parte, el abogado del presunto homicida, Pablo Casas, manifestó que se trata de una investigación a dos puntas, vinculando el episodio al asesinado de un barra de Nacional en la Vía Blanca.

CASAS IMPUTADO