Un comando armado raptó y asesinó a una periodista mexicana de 32 años

Anabel Flores Salazar se suma a la infame lista de los 16 periodistas asesinados en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte Ochoa.

10 de febrero de 2016, 21:25hs

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) criticó este miércoles la actuación de autoridades del estado mexicano de Veracruz durante el secuestro de una periodista, hallada asesinada posteriormente.

La organización que reúne a dueños de medios del continente rechazó que la Fiscalía General de Veracruz haya emitido un comunicado tras el secuestro el lunes de la reportera Anabel Flores Salazar, en el que la vinculaba a un presunto miembro de un grupo del crimen organizado.

"Adelantar conjeturas sobre la presunta vinculación de la periodista con la delincuencia organizada mientras esta permanecía desaparecida (...) aumentó aún más el riesgo para su seguridad física y demuestra el poco profesionalismo e insensibilidad de ese órgano del Estado", señaló en un comunicado el encargado de libertad de expresión de la SIP, Claudio Paolillo.

Flores Salazar, reportera de 32 años de notas policiales para el periódico "El Sol de Orizaba", fue secuestrada el lunes por desconocidos vestidos con ropa tipo militar que se la llevaron a la fuerza de su casa en Veracruz, considerado de los estados más peligrosos para el ejercicio del periodismo en México.

Su cuerpo, semidesnudo y con las extremidades atadas, fue encontrado al día siguiente en una carretera del vecino estado de Puebla.

Las autoridades mexicanas deben "realizar una investigación, seria, profunda y solidaria para conocer, verdaderamente, las causas del asesinato, así como aplicar las leyes disponibles para castigar a los culpables", dijo Paolillo.

Anabel tenía cinco hijos, el último nacido hace 15 días. Es el primer asesinato de un periodista de 2016, pero con ella suman 16 los periodistas asesinados en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa. 

Desde 2000, han sido asesinados 90 periodistas y 17 siguen desaparecidos en México, según la organización francesa Reporteros Sin Frontera.

A fines de 2015, la ONU nombró a Brasil como otro de los países de América más peligrosos para ser periodista, tras el recuento del asesinato de 7 periodistas que denunciaban corrupción en el vecino país.

 

 

 

Dejá tu comentario