GREMIO MANTIENE GUARDIAS MÍNIMAS

Trabajadores lácteos realizan paro de 24 horas desde la noche de este miércoles

El sindicato denuncia suspensión de todos los afiliados a SUDEC por participar de una asamblea, un despido arbitrario, y violación de convenios y reestructuras.

07 de septiembre de 2022, 17:37hs

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) realiza un paro de 24 horas este jueves en denuncia de lo que considera una situación de “atropello a la organización sindical”.

El sindicato señala la suspensión de todos los afiliados a SUDEC (Sindicato Único de Empleados de Cemesa) por participar de una asamblea. Cemesa pertenecía a Conaprole y fue transferida en 2018 al grupo Transamérica. Es la empresa encargada de la distribución de los helados y productos congelados que comercializa Conaprole.

Además, la federación rechaza lo que entiende como el despido arbitrario del presidente del sindicato SUDEC, y también violación de convenios y reestructuras.

Este miércoles, se realizó una reunión en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) para destrabar la situación de conflicto. Tras el encuentro en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), laconflis sanciones se mantuvieron y, por lo tanto, la FTIL ratificó el paro de 24 horas.

La medida comienza con los turnos de la noche de este miércoles. El sindicato anuncia que mantendrá solo guardias mínimas para recibir la leche y que no haya pérdida de materia prima.

LA POSTURA DE FRITRAN

La empresa Fritran, ex-CEMESA, niega las acusaciones del sindicato de haber despedido al presidente del gremio y de suspender a trabajadores por participar en asambleas, a las que califica de "infundadas". También niega violación de convenios y reivindica su derecho a gestionar la empresa.

COMUNICADO:

FRITRAN S.A. lamenta profundamente la declaración de conflicto realizada por SUDEC, al tiempo que rechaza enfáticamente las infundadas acusaciones vertidas por el sindicato.

El sindicato falta a la verdad señalando que la empresa suspendió a todos los trabajadores por asistir a una Asamblea. Esta afirmación dista mucho de la realidad, ya que la sanción (que en su gran mayoría consistió en una amonestación) se debió a que algunos asistentes se retiraron de la empresa y no marcaron la entrada y la salida al trabajo como está estipulado. Quienes cumplieron con este requerimiento no recibieron sanción alguna.

En cuanto al despido del trabajador, él mismo fue fruto de una investigación con todas las garantías de la que resultó probada la comisión de faltas de tal entidad, que fueron reconocidas por la propia organización sindical y que mereció su desvinculación.

La conducta del trabajador despedido distó mucho de ser ejemplar e intachable. De hecho, ya había sido objeto de sanciones, y la investigación demostró que el funcionario se ocupaba de actividades ajenas a su cargo, como lo es gestionar en horario de trabajo y con equipos de nuestra firma su propia empresa de gestión de cobros a morosos.

La empresa niega la violación de convenios y reivindica su derecho a gestionar la empresa.

Dejá tu comentario