Policialesrobo a cajeros | delincuentes | explosión

Tenía prisión domiciliaria, explotó un cajero, pero como usa muletas no irá a la cárcel

Cumplía en su casa una pena de dos años por una rapiña, salió a cometer otro ilícito, fue detenido y condenado nuevamente con arresto domiciliario.

Una fuerte polémica se generó este jueves de tarde en el juzgado de la calle Juan Carlos Gómez, cuando la Justicia determinó la prisión domiciliaria para un delincuente que el viernes pasado explotó un cajero automático en Sayago.

El hombre, al momento de cometer el robo, tendría que haber estado en su vivienda, cumpliendo pena por otra rapiña por la que ya había sido condenado.

El viernes, minutos después de las 7 de la mañana, cinco hombres explotaron y robaron el cajero automático del BROU que se encuentra ubicado frente al supermercado Devoto de Sayago.

Luego, los delincuentes huyeron, rumbo al barrio Aires Puros, donde fueron interceptados por policías de Zona Operacional III. Allí mismo fue capturada toda la banda, junto a otras dos personas cómplices de los hechos.

Todos fueron condenados con prisión, menos uno, porque según especificó su defensa, usa muletas y no puede estar en la cárcel.

Sin embargo, el fiscal a cargo del caso, Carlos Negro, y la defensa del delincuente, coincidieron en pedir ante la Justicia, que el Instituto Técnico Forense se expida respecto a la situación sanitaria del imputado.

La evaluación médica indica que su lesión, producto de un balazo recibido a raíz de un enfrentamiento con la Policía en otro hecho delictivo, le perjudicó la pierna izquierda con lesiones en el nervio ciático.

Como agravante, por este tiroteo ocurrido el 30 de abril de este año, en el marco de una rapiña, el delincuente fue condenado, a través de un acuerdo abreviado, a cumplir prisión domiciliaria por el plazo de los siguientes dos años.

Es decir, que al momento de la explosión del cajero, el delincuente, debería de estar cumpliendo pena en su vivienda.

Parte de las pruebas de los hechos, a las que accedió Subrayado, indican que el ladrón, quien está convaleciente, dejó sus muletas en una camioneta, para después subir a otro vehículo, que fue usado para llegar hasta el cajero que finalmente fue explotado.

El Código Penal, indica que se puede contemplar la prisión domiciliaria, si existe riesgo de vida por parte del acusado. El informe forense expedido, no fue claro respecto a la gravedad que presenta el delincuente, y por este motivo, seguirá cumpliendo pena en su vivienda, hasta tanto exista un nuevo parte médico.

Por su parte, el fiscal del caso, Carlos Negro, habló con Subrayado respecto al tema, e indicó que ya recurrió la medida de la Justicia.

OTRA FISCAL

Dejá tu comentario