Internacionales Sinovac | Indonesia

Sinovac logró una eficacia "real" de 94% en un estudio de personal sanitario en Indonesia

La investigación no registró ninguna muerte entre las personas inmunizadas y el 96% estuvo protegido contra casos graves que requirieron hospitalización

Según publica Infobae en base a información Bloomberg, Sinovac -también conocida como Coronavac, su marca comercial- está reduciendo los contagios de COVID-19 entre los trabajadores de la salud en Indonesia.

Se trata de una alentadora señal a las docenas de países en desarrollo que dependen de esta fórmula china, entre ellos Uruguay.

Durante los ensayos clínicos, la vacuna mostró menos eficacia que el resto de las vacunas occidentales y encendió algunos alarmas a nivel sanitario.

Sin embargo, los primeros números en Chile fueron muy alentadores respecto a la respuesta en el campo de la pandemia,

Durante 28 días después de haber recibido su segunda dosis, Indonesia rastreó a 25.374 trabajadores de la salud en la capital, Yakarta, y descubrió que la vacuna protegió a 100% de ellos de la muerte y a 96% de la hospitalización tan pronto como siete días después de recibir la inmunización, afirmó el martes el ministro de Salud, Budi Gunadi Sadikin.

Sadikin también indicó que 94% de los trabajadores habían sido protegidos contra el contagio, un resultado extraordinario que va más allá de lo que se obtuvo en los numerosos ensayos clínicos de la vacuna, aunque no está claro si los trabajadores fueron examinados de manera uniforme para detectar a posibles portadores asintomáticos, informa Bloomberg.

“Vemos una caída muy, muy drástica” en las hospitalizaciones y muertes entre los trabajadores médicos, dijo Sadikin. No se sabe contra qué variante funcionó la vacuna Sinovac en Indonesia, pero el país no ha tenido ningún brote importante.

Los datos se suman a las señales fuera de Brasil de que la inyección de Sinovac es más efectiva de lo que demostró en la fase de prueba, que se vio acosada por tasas de eficacia divergentes y cuestionamientos sobre la transparencia de los datos. Los resultados de su ensayo de fase III en Brasil sitúan la eficacia de la vacuna CoronaVac en poco más de 50%, la más baja entre todas las vacunas COVID de primera generación.

El martes, en una entrevista con Bloomberg, el director ejecutivo de Sinovac, Yin Weidong, defendió la disparidad en los datos clínicos alrededor de la vacuna y dijo que había una creciente evidencia de que CoronaVac funciona mejor cuando se aplica en el mundo real.

Pero los ejemplos del mundo real también muestran que la capacidad de la vacuna Sinovac para combatir los brotes requiere que la gran mayoría de las personas estén vacunadas, un escenario al que los países en desarrollo con una infraestructura de salud deficiente y acceso limitado a las vacunas, no pueden aspirar inmediatamente. En el estudio que se realizó a trabajadores sanitarios de Indonesia, y en otro realizado en una ciudad brasileña de 45.000 habitantes llamada Serrana, casi 100% de las personas estudiadas estaban completamente vacunadas, por lo que las enfermedades graves y las muertes disminuyeron.

Chile, que vacuna con Sinovac y Pfizer, vivió un rebrote de los contagios después de haber vacunado a más de un tercio de la población de 19 millones, una de las tasas más rápidas del mundo.

“El primer grupo de personas vacunadas en Chile fue el de las personas mayores. Menos de 15 millones de dosis enviadas a Chile significa que solo siete millones de personas pudieron recibir nuestras vacunas. Eso equivale a solo 36% de una población de 19 millones”, dijo Yin.

Y agregó: “Que el país vea un resurgimiento de los contagios a medida que aumentan las actividades sociales entre los más jóvenes, es normal, pues estos en su mayoría no están vacunados”.

Entre las personas vacunadas con CoronaVac en Chile, 89% logró protección contra los cuadros graves de COVID que requieren cuidados intensivos, dijo Yin.

Es probable que la protección de la vacuna varíe de un lugar a otro debido a las variantes del virus, pero la vacuna de Sinovac parece resistir bien las nuevas variantes, señaló.

Hoy por hoy, una de las preguntas relevantes en torno a las vacunas es si pueden prevenir el contagio del virus. En ese sentido, Yin dijo que Sinovac aún no tiene certezas sobre si su vacuna puede detener o reducir la diseminación del virus en primer lugar, pero sí está previniendo la presentación de nfermedades graves y la muerte.

Dejá tu comentario