seguridad

Seis procesados y dos bandas criminales desarticuladas en Casabó

La Policía realizó varios allanamientos y debilitó a dos grupos narcotraficantes, que se disputaban la zona oeste de Montevideo.

Efectivos de la Zona Operacional IV realizaron diversos allanamientos en los últimos días en el barrio Casabó, con el objetivo de terminar con el enfrentamiento entre bandas de narcotraficantes.

Allí se incautaron varias armas que estaban vinculadas a homicidios, rapiñas y tiroteos en la vía pública. Entre el armamento incautado, había dos pistolas pertenecientes al Ministerio del Interior.

También se encontraron 156 lágrimas de pasta base prontas para ser vendidas, más una piedra de la misma sustancia de 336 gramos.

Como resultado, seis personas fueron detenidas y finalmente procesadas por la Justicia.

Uno de ellos, un hombre de 59 años, que no tenía antecedentes penales, padre de Dylan González de 20 años, quien contaba con antecedentes penales y al que se le comprobó, a raíz de las pericias que hizo Policía Científica de las armas incautadas, que participó de dos rapiñas y un hurto. Este joven, que ahora estará 6 años en prisión, se encuentra vinculado a una banda de delincuentes que se dedica a robar y a comercializar estupefacientes.

Según informaron fuentes del caso a Subrayado, estaba indicado como el ejecutor de varios hechos delictivos, que eran comandados por un recluso desde la cárcel, apodado como El Manolo.

Otro de los procesados fue un joven de 19 años a quien se le tipificó un delito de rapiña muy especialmente agravada por lo que tendrá que cumplir 3 años y seis meses de penitenciaría.

Mientras que de la banda contraria, otros tres hombres también fueron procesados. Uno de ellos es Bruno Lombardo de 22 años, poseedor de antecedentes penales, y al que la Justicia le imputó un delito de receptación, tráfico interno de armas y municiones, porte y tenencia de armas.

Los otros dos enviados a la cárcel son Diego Nicolás Santa Marta Fonseca de 33 años y otro hombre de la misma edad. A ambos se les pudo imputar el delito de tráfico interno de armas y municiones, y porte y tenencia de armas sin documentación.

La Policía continuará investigando el caso ya que se espera comprobar que los procesados son responsables de otros delitos cometidos en los últimos meses.

Temas de la nota

Dejá tu comentario