SALUD

Se hizo la primera transposición de útero en el país, para preservar fertilidad en paciente con cáncer

La intervención se realizó en el Instituto Nacional de Ortopedia y Traumatología de ASSE. La paciente tiene 26 años y debe someterse a radioterapia.

En una operación inédita para Uruguay, le cambiaron la posición del útero a una paciente de 26 años con cáncer de vulva, para que la radioterapia no le afecte la fertilidad.

La intervención se realizó en el Instituto Nacional de Ortopedia y Traumatología de ASSE, con la guia y participación del médico brasileño Reitan Ribero.

El médico ginecólogo Joel Lauffer, que participó en la operación, explicó que “en los últimos años se han incrementado los avances en los tratamientos oncológicos y la preservación de la fertilidad forma parte de la calidad de vida de las pacientes”.

También sostuvo que muchos de los tumores en pelvis requieren radioterapia como tratamiento, lo que genera “daños irreversibles” a nivel de la fertilidad de las pacientes.

Con esta operación se asciende el útero hasta la zona por encima del ombligo, para que la radioterapia no lo irradie. “Lo que hacemos es sacarlo de la pelvis y colocarlo fuera del campo de la radioterapia, poniéndolo a nivel de la pared anterior del abdomen”, donde estará el tiempo que dure la terapia contra el cáncer.

En el mundo se han realizado 18 casos, aproximadamente. “Hay tres nacidos vivos en el mundo, con esta técnica”, indicó el médico.

La cirugía también fue utilizada como parte de la formación en medicina en el país y se transmitió en vivo.

Por lo que requería radioterapia además de cirugía. Lo que ofrece la técnica, a diferencia de otras medidas, es que en un futuro la paciente pueda gestar el embarazo, explicó por su parte Clara Olmedo, asistente de Ginecología C. El procedimiento es parte de un conjunto de medidas en las que también está la preservación de óvulos.

Además, detalló que normalmente el equipo quirúrgico son tres, pero que en este caso se requirió un mayor número de personas.

La cirugía lleva unos 90 minutos, que en este caso se acercó a las dos horas. Cuando termine la radioterapia, se debe volver a intervenir a la paciente para posicionar el útero en su lugar.

Temas de la nota

Dejá tu comentario