PolicialesArtigas

Se desacató en el juzgado y rompió todo en la sala de audiencias

Cuando la jueza dictó prisión preventiva por receptación, el hombre se descontroló y rompió todo. Cuatro policías se requirió para detenerlo.

Ocurrió en un juzgado de Artigas, cuando el hombre fue condenado a 90 días de prisión preventiva por un delito de receptación (comprar objetos robados).

El hombre se desacató, tomó una silla que tenía a su lado y se la tiró a una funcionaria judicial.

Luego dio vuelta los escritorios, las sillas y arrojó objetos al suelo, como un teléfono y otras cosas que había en los escritorios.

“Estaba como fuera de si”, dijo una funcionaria. Una mujer policía que estaba de custodia en la sala intentó detenerlo pero no pudo.

Llegó al lugar otro policía y entre los dos tampoco pudieron. Se necesitaron cuatro policías en total para reducir al hombre.

desacato-juzgado-artigas.jpg

Temas

Dejá tu comentario