Política Sanguinetti | Mujica | fideicomiso

Sanguinetti y Mujica terciaron en polémica por los fideicomisos frustrados en el interior

El colorado afirmó que él conversó con el edil para que no votara en Canelones. El frenteamplista dijo que el gobierno no negocia y que Lacalle es "soberbio".

El actual secretario general del Partido Colorado afirmó que fue él quien conversó con el edil colorado en Canelones para seguir los pasos de la coalición y no votar el fideicomiso de la administración de Yamandú Orsi, por razones políticas.

“Lo que se pretendía tener era una unidad en la coalición”, dijo Sanguinetti entrevistado por En Perspectiva de Radio Mundo. “Lo que no se explica es la reacción tan airada del Frente Amplio como si fuera un pecado, cuando es muy claro que ellos dijeron que no a los fideicomisos”, agregó.

El líder colorado sostuvo que “se entró a actuar en modo de coalición” y el edil no votó en solitario. “Esa es la razón, eso es muy claro y muy notorio y lo compartimos todos”, afirmó.

“Dar el voto en solitario era desandar el camino que se había emprendido hace muy poco tiempo, de buscar una efectiva coordinación de la coalición en Canelones”, aseguró el expresidente.

Sanguinetti destacó la apertura al diálogo que siempre ha demostrado Orsi, sin embargo, “me llama tanto más la atención su actitud actual”, dijo con respecto al video en el que el intendente canario acusa a Presidencia de “presionar” a los ediles para que no voten las obras en el departamento.

Por su parte, el expresidente José Mujica aseguró que el gobierno está abierto para conversar pero no para negociar, al opinar sobre los fideicomisos departamentales que han tensionado la relación entre el gobierno y la oposición.

En particular, respecto al caso de Canelones, Mujica dijo en Radio Sarandí que no se va a agarrar con el mensajero y señaló la falta de diálogo del gobierno nacional. “Para negociar no se hace pamento ninguno, ni se dice. Primero, se empieza a hablar y se habla reservadamente y se intercambia. Y si la cosa va madurando, se podrá dar conocimiento público y después se explica bien la cosa”, afirmó.

Recordó cuando en oportunidad de la crisis de 2002 conversaba todas las semanas con el entonces ministro de Economía y Finanzas, Alejandro Atchugarry. “Ahora, no hay con quién hablar”, sostuvo.

El interior necesita recursos, aseguró el expresidente, respecto a los fideicomisos frustrados en Canelones, Río Negro y Rocha.

Aseguró que si se quiere construir "hay que intercambiar con los partidos. No se puede estar como perro y gato". Y también reconoció carencias de la propia oposición. “Porque nosotros también nos achatamos como oposición, porque el gobierno se achata. Y entonces estamos en una pequeñez”, dijo.

Después se le preguntó sobre el presidente Luis Lacalle Pou, y aseguró que tiene que desearle que le vaya bien, por el país, pero cuando se le insistió dio su opinión. “Lo veo soberbio y lo veo un crack en el trabajo de marketing de todo lo que rodea a la Presidencia”, sostuvo.

MUJICA SARANDI

Dejá tu comentario