Internacionales

Qué hará la nueva Constituyente de Venezuela dirigida por el "madurismo"

Piensa ocupar el lugar físico del Parlamento, despedirá a la fiscal Luis Ortega, creará un parlamento comunal y reinstaurará "misiones" chavistas

Se espera que este miércoles asuma la nueva asamblea constituyente de Venezuela.
La oposición, que se negó a participar de los comicios del domingo, asegura que lo único que busca el mandatario con la constituyente es evitar las próximas elecciones.

El nuevo cuerpo de 545 miembros tiene como misión redactar una nueca constitución que reemplace a la vigente, que fuera promovida por el fallecido exmandataradio Hugo Chavez.

Esa anterior constituyente demandó 6 meses de trabajo.

Sin contradecir a su exjefe, ahora Maduro ha dicho que la nueva Constitución será un "perfeccionamiento", pero la oposición señala que es un mecanismo para perseguir opositor, aumentar sus poderes y perpetuarse en el poder por varios años.

Según un informe de Reuters, Maduro quiere reformular constitucionalmente la economía social de mercado para no depender del petróleo, cuyo precio internacional ha cambiado a la baja.

La nueva Constitución volverá a reinstaurar "las misiones", una idea del chavismo original basada en subsidios a los sectores más marginados. Maduro de esta manera quiere asegurarse que la eventual oposición termine con estos planes sociales en el futuro.

La futura asamblea constituyente y sus aliados buscarán la aprobación de un Parlamento Comunal.

También quieren dejar abierta la posibilidad de reformular los códigos penal, civil y laboral. Aunque las organizaciones comunitarias en Venezuela ya tienen un gran alcance a través de unos 45.000 consejos comunales, la constituyente podría darles más prominencia.

Incluso, hay quienes sostienen que la intención del Parlamento Comunal, que estaría integrado por sectores populares, es restarle poder a la Asamblea Nacional, en manos de los adversarios de Maduro.

Según la actual carta magna, los poderes públicos no podrán impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente y ni el Presidente podrá objetar la nueva Constitución.

Una de las primeras medidas que se adoptará será la destitución de Luisa Ortega, quien se desmarcó recientemente del Gobierno y ha criticado la "brutal represión" de la fuerza pública en las protestas opositoras.

Cabello, también vicepresidente del partido de Gobierno, dijo que la asamblea constituyente reemplazará al Parlamento y hasta sesionará en el hemiciclo que hoy ocupa el cuerpo, donde tiene mayoría la oposición.

"La Asamblea Nacional Constituyente tiene poderes plenipotenciarios, así que puede sustituir al parlamento, puede asumir sus funciones", dijo Cabello.

A pesar que el oficialismo no ha dicho si la asamblea constituyente terminará en una "mega elección" como la de 1999 (para elegir a los miembros de todos los cargos de elección popular), ha advertido que busca crear las "condiciones" adecuadas para los procesos electorales en camino, como las regionales y municipales de este año y las presidenciales del próximo.

Sin embargo, la oposición insiste en que el plan del Gobierno es, por el contrario, dilatar aún más los comicios y mantener a Maduro en el poder.

De hecho, una rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, dijo la semana pasada que las elecciones por venir dependerán de las decisiones de la constituyente, prácticamente descartando nuevos comicios hasta que cese la actividad del nuevo cuerpo, cuyo período se desconoce.

 

 

Dejá tu comentario