Política torturas | dictadura | derechos humanos

Procesan con prisión al coronel (r) Mario Ramos y al médico militar Nelson Fornos por torturas

Los hechos ocurrieron en un cuartel de Flores en los años 70. Con bajo perfil las causas de derechos humanos avanzan

Los hechos tuvieron lugar en el Grupo de Artillería 2 de Flores . El juez Eduardo Guevara procesó con prisión al coronel retirado Mario Ramos y al médico militar Nelson Fornos.

La figura utilizada fue "reiterados delitos de abuso de autoridad en calidad de autores". Se trata de un delito establecido en el artículo 286 del Código Penal, que era la figura que existía en ese momento.

La resolución judicial concluyó que ambos participaban en interrogatorios de detenidos políticos que incluían torturas.

Según La Diaria, la primera denuncia contra Fornos la hizo la Federación Médica del Interior (Femi) en 1986, pero se archivó al año siguiente en el marco de la ley de caducidad.

La causa se reabrió en 2011 pero le siguieron años de interposiciones de recursos por parte de las defensas.

Desde 2018 llevó adelante la causa el fiscal especializado en crímenes de lesa humanidad, Ricardo Perciballe.

En el transcurso de la investigación por la denuncia contra el medico Fornos, a partir de pruebas aportadas por testigos, surgió la imputación de Ramos, oficial de inteligencia a cargo.

La sentencia afirma qe hay elementos probatorios de que en los interrogatorios "se aplicaban torturas a los detenidos, lo que configura, ostensiblemente, un proceder abusivo por parte de la autoridad respecto de personas que se encuentran detenidas bajo su responsabilidad”.

El fiscal Perciballe explicó a La Diaria que hubo “un grupo muy importante de víctimas” del accionar de Fornos y Ramos, “mucha gente” que tenía “mínimas participaciones en grupos políticos bastante diversos” y no en los “clásicos” como el Partido Comunista o el MLN-T, sino en “algunos grupos locales”.

Perciballe sostuvo que “una vez que hay un procesamiento es muy difícil que se dé marcha atrás”, porque “se supone que durante todos estos años hubo un trabajo de investigación importante para llegar a esto”

y adelantó que cuando llegue el juicio va a imputar, además del abuso de autoridad contra los detenidos, privación ilegítima de la libertad y lesiones graves, en el entendido de que instrumentos de tortura como “los submarinos y la picana eléctrica” pueden “generar la muerte de las personas, y de hecho murieron muchas personas como consecuencia” de su uso.

El Consejo Ejecutivo de Femi emitió un comunicado en la tarde del martes tras hacerse público el procesamiento de Fornos y Ramos.

En la misiva, el gremio recuerda que denunció y expulsó a Fornos en mayo de 1986.

El gremio también presentó una denuncia ante la Comisión Nacional de Ética Médica por “ocho casos en los que se habían constatado todo tipo de apremios físicos y psicológicos”.

“Desde la Federación Médica del Interior reforzamos nuestro compromiso y continuamos en el camino de la verdad y la justicia, en el que hoy sentimos que estamos un poco más cerca”, señaló FEMI.

Dejá tu comentario