PolicialesPaysandú | Préstamos gota a gota | Violencia privada

Prestamista "gota a gota" procesado por violencia privada contra una comerciante de Paysandú

La víctima se atrasó en las cuotas. Desde entonces el sujeto ingresó a la casa sin permiso y se llevó una TV. Amenazas y agresión a la expareja de la mujer

Un prestamista colombiano, que utilizaba el sistema "gota a gota", fue formalizado en Paysandú por violencia privada contra una comerciante de ese departamento.

No fue a prisión: tiene orden de no acercamiento y comunicación por 90 días, señala El Telégrafo.

El "gota a gota" consiste en préstamos de escaso monto, pero pagaderos en cuotas chicas en días sucesivos. en este caso eran 10.000 pesos que debían ser pagados en 24 cuotas de 500 pesos diarios de lunes a sábado.

La denunciante trabaja en un expendio de comidas y bebidas en la zona noreste, por lo que el sujeto y un socio comenzaron a ir diariamente a cobrar el arancel pactado.

Pagó 12 cuotas. Luego comenzó a atrasarse, según dijo, por una baja en las ventas.

A partir de allí comenzaron las presiones, transformándose en un calvario, con insultos y amenazas de todo tipo, hasta de muerte. La violencia psicológica creció, ya que el hombre fue a la casa de la mujer, donde entró sin autorización, rompió un objeto y tomó un televisor como forma de pago.

Ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos, se contactó con su expareja, a quien le solicitó ayuda.

Esta persona dialogó con el prestamista para establecer una fórmula de pago. Entre el monto prestado, más lo entregado hasta ese momento, la deuda ascendía a 7.200 pesos, que fueron acordados en 24 pagos de 300 pesos. El nuevo acuerdo nunca fue documentado.

Como hubo nuevos atrasos, las amenazas volvieron pero ahora lo incluían al hombre. Llegaron al punto que el 9 de febrero el prestamista intentó tomar a golpes a la expareja de la comerciante.

La denunciante dijo a la Policía que no le entregaban recibo ni otro comprobante.

Los pagos se acreditaban en unos cartones pequeños donde se consignaba la fecha y el monto. El mismo quedaba en poder de los acreedores.

Los préstamos se dan sin tener en cuenta antecedentes crediticios ni garantías.

Este sistema se expandió desde Colombia a varios países de América latina. Píses como perú, por ejemplo, legislaron para prohibirlo.

El Uruguay, sin embargo, siguen multiplicándose los casos.

Dejá tu comentario