Deportes

Presidente de FIFA justificó dichos racistas en canchas de fútbol

Joseph Blatter dijo que es parte del ambiente de provocación de un partido. Después dio marcha atrás y dijo haber sido malinterpretado. El "efecto Luis Suárez".

El presidente de la FIFA entiende como lógico que un futbolista utilice términos incorrectos e insultos racistas en medio de un partido, aunque después tuvo que salir a aclarar que sus manifestaciones fueron "malinterpretadas".

De algún modo, Joseph Blatter (en la foto, junto al futbolista Samuel Eto) salió en defensa de jugadores que, como el uruguayo Luis Suárez, acusado por la Federación Inglesa por supuestos dichos racistas contra el francés Patrick Evra.

"Los jugadores que reciben insultos racistas durante los partidos deberían aceptar que es parte del ambiente de provocación y estrecharle la mano a su oponente al final del encuentro", dijo Joseph Blatter, en una entrevista concedida a la cadena CNN.

 "Quizás algunos futbolistas tengan una palabra, un gesto hacia otro que no es el correcto", agregó.

Sin embargo, Blatter cree que las pulsaciones en la alta competencia llevan a que los deportistas tomen actitudes que en otro momento de su vida serían inexplicables.

Según él, es importante afirmar: "para el que se vea afectado por eso, hay que decirlo: es un juego,  estamos en un partido, y al final del encuentro debemos darnos la mano".

"Al final del encuentro, todo ha pasado y tienes el próximo partido donde puedes comportarte mejor", agregó.

"ME SIENTO ESTÚPIDO". Los comentarios del titular de FIFA provocaron una furiosa reacción del defensor del Manchester United y de Inglaterra Rio Ferdinand.

"Me siento estúpido por pensar que el fútbol había tomado un papel líder en la lucha contra el racismo", dijo el zaguero, en su cuenta de la red social Twitter.

 La FIFA emitió posteriormente un comunicado de su líder, en el que adujo que los dichos se habían malinterpretado, informó la agencia Reuters.

 "Lo que quise expresar es que, como futbolistas, durante un partido, tienes 'batallas' con tus oponentes, y a veces haces cosas equivocadas", dejó Blatter por escrito.

"Normalmente, al final del partido, te disculpas con el oponente si tuviste algún enfrentamiento durante el partido, te das la mano, y cuando el juego termina, todo se acaba. Todo el mundo que haya jugado un partido de fútbol, o de cualquier otro deporte lo sabe", señaló.

Con esto, aclaró el dirigente, "quiero subrayar que no quiero minimizar la dimensión del problema del racismo en la sociedad y en el deporte".

 "Estoy comprometido con la lucha contra esta plaga para echarla de los campos de juego", concluyó.

Dejá tu comentario