INTERNACIONALES

Presidente electo de Paraguay quiere Mercosur "más abierto" y entiende postura de Uruguay

Uruguay adelanta conversaciones para un TLC con China al que se oponen sus socios del Mercosur. Peña también rechazó la idea de una moneda común en el Mercosur, impulsada por Brasil y con rechazo de Uruguay.

El presidente electo de Paraguay, Santiago Peña, quien asumirá el mando el 15 de agosto, se mostró partidario de un Mercosur "más abierto" y rechazó la idea promovida por Brasil y Argentina de crear una moneda común en el bloque sudamericano.

En entrevista con el medio argentino Infobae publicada este sábado, Peña, de 44 años, señaló que quiere "un Mercosur más abierto" y reconoció que entiende la postura de Uruguay, que negocia acuerdos comerciales con terceros sin la anuencia del bloque, lo que ha generado una fuerte crisis en el grupo fundado en 1991.

"Quiero un Mercosur más abierto. Paraguay está en el medio de dos economías muy grandes, le pasa también a Uruguay. Cuando el presidente de Uruguay (Luis Lacalle Pou) dice que podrían negociar por separado con China, lo que hace es levantar la voz y decirles 'señores, o flexibilizamos el Mercosur para nosotros o tenemos que salir a buscar otros mercados", reflexionó.

En mayo, durante una visita a Montevideo, Peña se había mostrado partidario de mantener la postura de su país, proclive a las negociaciones comerciales en bloque.

Uruguay adelanta conversaciones para un TLC con China al que se oponen sus socios del Mercosur, con Brasil a la cabeza, y solicitó ingresar al Acuerdo Transpacífico.

Montevideo aduce, desde hace varios gobiernos, que la falta de éxitos conjuntos en materia de acuerdos comerciales debería dar paso a una flexibilización del bloque que permita buscar una apertura a diferentes velocidades, por la vía individual.

Peña, un economista que asumirá por el Partido Colorado en reemplazo de Mario Abdo Benítez, rechazó, durante su entrevista con el medio argentino, la idea de una moneda común para el Mercosur, impulsada por Brasil con apoyo de Argentina y rechazo de Uruguay.

"La moneda común no le conviene a nadie porque la condición básica para que funcione es que los países estén en los mismos ciclos económicos, y eso no pasa. Paraguay tiene una inflación del 4% anual y Argentina de más del 100 por ciento", ejemplificó.

La inflación en Argentina, en medio de una crisis cambiaria y reservas internacionales erosionadas, supera el 115% anual.

Peña también se refirió al debate sobre la dolarización de las economías, muy presente durante la campaña electoral de Argentina, que elegirá nuevo presidente en octubre.

"El tipo de cambio es una gran herramienta: los países que se dolarizan generan beneficios de corto plazo, pero a la larga son un problema. Ocurrió con la convertibilidad", recordó, sobre la crisis que golpeó a su vecino a comienzos de siglo tras la paridad peso-dólar.

Peña señaló además que buscará que el manejo de la hidrovía Paraná-Paraguay-Uruguay, que permite el intercambio de mercancías de su país -sin salida al mar-, sea "un tema central en la agenda del Mercosur".

Temas de la nota

Dejá tu comentario