PolicialesSecuestro | La Blanqueada | Policía

Policía investiga un confuso episodio ocurrido anoche en La Blanqueada

En un principio se creyó que una mujer había sido secuestrada; ahora se investiga si fue cómplice de una rapiña.

Ocurrió anoche, sobre la calle Gregorio Funes, entre Luis Alberto de Herrera y Juan Spikerman.

Según la primera versión que recogió la Policía, a un hombre le rapiñaron su vehículo cuando se encontraba esperando a sus hijas frente a un gimnasio.

Los tres ladrones armados, salieron a contramano por Gregorio Funes hacia Luis Alberto de Herrera. A la media cuadra, habrían chocado con una camioneta, que sería manejada por una mujer. Esta última, según la declaración del testigo, se habría bajado de la camioneta a recriminarle a los delincuentes que estaban circulando en sentido contrario, y en consecuencia, los ladrones decidieron bajarse del auto, reducir a la mujer, subirse a su vehículo y posteriormente se la habrían llevado a la fuerza.

Esa fue la versión que se manejó desde ayer a la noche hasta primeras horas de esta mañana, cuando la noticia se hizo pública, y la plana mayor del Ministerio del Interior comenzó a investigar lo ocurrido.

Efectivos de la Dirección de Información Táctica e investigadores de Zona Operacional número II, fueron al barrio, a procurar evidencias y testimonios que le pudieran hacer armar el rompecabezas, porque de tratarse de un presunto secuestro, aún no se había informado de un pedido de rescate, o de una denuncia formal ante la Policía para que se configurara el delito.

La camioneta seguía desaparecida y la mujer también.

Sobre las 11 de la mañana de este viernes, el Ministerio del Interior dio a conocer un comunicado, en el que asegura que los policías que están trabajando en el caso accedieron a las filmaciones de dos cámaras de seguridad, donde se podría descartar la hipótesis del secuestro, y se comenzaría a trabajar en la posible complicidad de la conductora de la camioneta para las rapiñas que los ladrones estarían llevando a cabo en la zona.

En tal caso, sobre la nitidez de las imágenes a las que accedieron, se informó que “no puede afirmarse que haya sido una mujer la conductora de la camioneta en cuestión, ya que no es posible apreciarlo” en las imágenes.

“Se aprecia que la camioneta en cuestión detiene la marcha sin que su conductor o conductora se baje del vehículo y pareciera que pasa a buscar a los delincuentes, situación que está siendo evaluada por la Policía como una posible hipótesis sin descartar otras que pudieran surgir”, informa el comunicado.

Hasta el momento no se ha producido denuncia alguna sobre un posible secuestro, así como tampoco del hurto de la camioneta en la que finalmente fugaron los autores, que media cuadra antes, habían rapiñado un coche.

Dejá tu comentario