BRASIL

Policía detiene a exministro de Bolsonaro por asonada en Brasilia

El cerco se achica luego de que un juez determinara, a pedido de la Fiscalía, la inclusión de Bolsonaro en la investigación como presunto instigador de la asonada en Brasilia.

Las autoridades brasileñas detuvieron a un exministro del expresidente Jair Bolsonaro y aumentaron la presión en su entorno. La Justicia ahora investiga a Bolsonaro para saber si instigó el violento asalto de las sedes de los poderes del Estado en Brasilia el 8 de enero.

Anderson Torres, exministro de Justicia de Bolsonaro, fue detenido por la Policía Federal este sábado en Brasilia, bajo sospecha de "connivencia dolosa" con los asaltantes al corazón de la democracia en la capital.

Torres fungía como secretario de Seguridad de la capital el domingo, cuando miles de personas arrasaron las sedes del palacio presidencial, el Congreso y la corte suprema, una semana después de la llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva.

"Fue preso al desembarcar en el aeropuerto de Brasilia y encaminado para custodia, donde permanecerá a disposición de la justicia", informó la Policía Federal que ejecutó un operativo hermético.

"Las investigaciones siguen en secreto", agregó la institución.

Cuando se desataron los disturbios, Torres estaba en Estados Unidos, al igual que su exjefe.

Destituido de la Secretaría de Seguridad de la capital por los desmanes y objeto de investigación y posterior orden de prisión, el colaborador próximo de Bolsonaro, que comparece este sábado a su primera audiencia ante la justicia, niega las acusaciones.

- BOLSONARO SE DEFIENDE -

Torres deberá responder cuestionamientos adicionales ante las autoridades.

Esta semana la policía encontró en su casa durante una orden de allanamiento un borrador de decreto presidencial fechado en 2022 que tenía por objetivo crear una comisión que asumiera las responsabilidades del tribunal electoral y revisara el resultado de las presidenciales en las cuales su exjefe fue derrotado por Lula.

El cerco se achica luego de que un juez determinara, a pedido de la Fiscalía, la inclusión de Bolsonaro en la investigación que busca a los instigadores y autores intelectuales del ataque a Brasilia.

Publicado el 10 de enero, y borrado el 11 de enero, dijo la Fiscalía, el video es una pieza que, a pesar de haberse grabado días después de los ataques, prueba una conexión con los hechos.

La defensa de Bolsonaro, en un nota enviada a la AFP, negó cualquier participación en los hechos vandálicos en Brasilia.

"Él (Bolsonaro) jamás tuvo relación o participación en estos movimientos", dijeron los abogados del exmandatario, quienes responsabilizan de la asonada a "infiltrados".

El pedido de interrogatorio de Bolsonaro, quien se encuentra en Estados Unidos, será analizado "oportunamente", escribió en su fallo Moraes.

"Tanto el video, como el documento [en casa de Torres] constituyen pruebas para una investigación. Si la corte suprema entiende que son pruebas necesarias para un pedido de extradición, pueden pedir por lo menos que regrese a Brasil para rendir cuentas", dijo la profesora de derecho de la Universidad de Sao Paulo Carla Junqueira.

"Su conducta pone en riesgo el estado democrático de derecho", agregó.

Por ahora, las autoridades no han iniciado trámites internacionales, dijo el actual ministro de Justicia, Flavio Dino.

Bolsonaro continúa en Florida, y su presencia comenzó a ser cuestionada por algunos políticos estadounidenses luego de que las violentas imágenes del ataque a Brasilia dieran la vuelta al mundo y fueran comparadas con la invasión al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

Temas de la nota

Dejá tu comentario