TROPAS Y TANQUETAS EN LA PAZ

Policía detiene al general sublevado Juan José Zúñiga tras intento de golpe en Bolivia

Este miércoles, el mandatario de Bolivia denunció "movilizaciones irregulares" de militares frente a la sede del gobierno en La Paz.

El destituido comandante del ejército boliviano, Juan José Zúñiga, fue detenido la noche de este miércoles tras comandar un intento de golpe de Estado contra el presidente Luis Arce.

Zúñiga fue capturado y conducido a un vehículo policial en las afueras de un cuartel militar. "¡Está detenido mi general!", señaló el viceministro de Gobierno (Interior), Jhonny Aguilera, según imágenes de la televisión estatal.

El presidente de Bolivia, Luis Arce, denunció intento de golpe de Estado y juramentó una nueva cúpula militar, lo cual provocó el repliegue de fuerzas al mando del destituido jefe del ejército que intentaron irrumpir en el palacio presidencial.

Tropas militares y tanquetas se desplegaron en la tarde del miércoles en la plaza frente a la sede del gobierno boliviano en La Paz, e intentaron tumbar una puerta metálica del palacio presidencial, constataron periodistas de la AFP.

Zúñiga ingresó seguidamente al palacio y tras algunos minutos salió caminando, según imágenes de la televisión boliviana.

Poco después, Arce convocó a los bolivianos a movilizarse "en contra del golpe de Estado", y tomó juramento a los nuevos comandantes en el mismo palacio presidencial, de acuerdo con una transmisión en vivo por televisión.

Las tropas al mando del destituido jefe del ejército se retiraron de la plaza tras varias horas de movilización.

Arce se mostró victorioso. "Nadie nos puede quitar la democracia que hemos ganado (...) Estamos seguros nosotros vamos a seguir y vamos a seguir trabajando", señaló desde un balcón del palacio de gobierno frente a cientos de seguidores.

Zúñiga, el general sublevado que busca impedir el regreso del expresidente Evo Morales al poder en 2025, aseguró que los militares pretenden "reestructurar la democracia" en Bolivia y exigió la liberación de opositores presos.

"Las Fuerzas Armadas pretenden reestructurar la democracia, que sea una verdadera democracia. No de unos cuantos, no de unos dueños que ya tienen 30, 40 años manejando el país", dijo en las afueras de la sede presidencial, rodeado de soldados y unas ocho tanquetas militares.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/LuchoXBolivia/status/1806039196781666727&partner=&hide_thread=false

Evo Morales, rival de Arce dentro del partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) que busca regresar al poder el año próximo, denunció un "golpe de Estado".

"Convocamos a una movilización nacional para defender la Democracia frente al golpe de Estado que se gesta a la cabeza" del general Zúñiga, añadió.

Estados Unidos llamó "a la calma" en Bolivia y "está siguiendo de cerca la situación", declaró a la AFP una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, condenó en la red social X "cualquier forma de golpe de Estado" en Bolivia. El mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, salió de inmediato a denunciar un "golpe de Estado". "Presidente Lucho Arce convoque al pueblo, solo el pueblo salva al pueblo. ¡Alerta Bolivia!”, afirmó.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/evoespueblo/status/1806050903604052203&partner=&hide_thread=false

La Organización de Estados Americanos (OEA) "no tolerará ninguna forma de quebrantamiento del orden constitucional" en Bolivia, dijo este miércoles el secretario general de la organización, Luis Almagro, al condenar los movimientos irregulares del ejército boliviano frente a la sede de gobierno de La Paz.

"Expresamos nuestra solidaridad con el presidente Luis Arce Catacora. La comunidad internacional, la secretaría general de la OEA no tolerará ninguna forma de quebrantamiento del orden constitucional legítimo en Bolivia ni en ningún otro lugar", dijo Almagro en Asunción, donde se celebra hasta el viernes la asamblea general de la organización.

El general del ejército boliviano Juan José Zúñiga, quien este miércoles se sublevó contra el gobierno de Luis Arce, aseguró que los militares pretenden "reestructurar la democracia" en Bolivia y exigió la liberación de opositores presos.

"Las Fuerzas Armadas pretenden reestructurar la democracia, que sea una verdadera democracia. No de unos cuantos, no de unos dueños que ya tienen 30, 40 años manejando el país", dijo el destituido comandante del Ejército en las afueras de la sede presidencial rodeado de soldados y unas ocho tanquetas militares.

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario