InternacionalesArgentina

Polémica por contenedores de basura inteligentes, cartoneros exigen que se retiren

Según recolectores los nuevos contenedores "esconden el problema de la pobreza, en lugar de resolverlo".

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires lanzó una prueba con 24 contenedores de basura inteligentes, los cuales solo pueden abrirse con una tarjeta magnética que tendrán los vecinos.

Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público, explicó a Infobae que el objetivo de estos contenedores es evitar que las personas se metan dentro y “saquen la basura que después queda tirada en la calle. Va a mejorar mucho la limpieza de la Avenida Corrientes”.

Sin embargo, según informó esta tarde Todo Noticias a través de su cuenta de Twitter, la implementación de los nuevos contenedores generó polémica en la ciudad de Buenos Aires.

Embed

Los cartoneros exigen que se retiren los contenedores de la avenida, ya que no pueden llevar a cabo su trabajo: recoger el material reciclable de los domicilios.

A través de un comunicado las cooperativas de la Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores, consideran que la implementación de estos contenedores “son un ataque al trabajo de los miles de cartoneros que buscan material para reciclar, y a su vez, una medida totalmente discriminatoria que busca esconder el problema de la pobreza en lugar de resolverlo” publicó Infobae.

Los nuevos contenedores de basura se instalaron en el microcentro de Buenos Aires, y solo pueden ser abiertos con una tarjeta magnética adquirida por los vecinos.

Macchiavelli explicó que a través de este procedimiento, se obtendrán datos como el horario y los hábitos de las personas a la hora de tirar la basura. Esto le permitirá al gobierno mejorar “la logística del sistema de recolección, que es un esfuerzo logístico inmenso” expresó el funcionario.

A su vez, el ministro dijo que los contenedores tienen un sensor que avisa cuando están llenos en un 70% para que los camiones de basura pasen a recogerla con rapidez y los vecinos no se encuentren con recipientes rebasados.

A pesar de que ya se instalaron 24 de los 28.000 contenedores que posee la ciudad, no hay una resolución que regule su implementación.

Dejá tu comentario