SociedadArgentina

Polémica con Argentina por importación de vinos con agua agregada

La nueva restricción entrará en vigencia el primero de junio, para importar se necesitará un certificado que garantice la ausencia de agua.

Desde el primero de junio no podrán ser importados vinos que contengan agua agregada. El embajador argentino avizora un impacto en uno de los productos “insignia” y aspira a mitigarlo.

En febrero, el Instituto de Vitivinicultura (INAVI) estableció la prohibición de importar vinos con agua exógena desde marzo.

Sin embargo, por solicitud de la Dirección General para asuntos económicos de Cancillería el plazo fue prorrogado hasta el primero de junio. Desde esa fecha el INAVI exigirá un certificado de laboratorio que garantice la ausencia de agua, para la importación.

La medida surgió, según publicó el instituto, “al tomar conocimiento de la legislación de algunos países que admiten el uso” en la producción.

Por definición en nuestro país, el vino surge de la fermentación alcohólica del jugo de uva fresca; por tanto, la presencia de agua, “resulta ilegal” y el producto, artificial.

El embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta, aspira a lograr aplazar la fecha para que no sea afectada la exportación de uno de los productos “insignia”.

Argentina admite el agua exógena hasta un 2,8%, por encima de ese valor se considera al producto como “no genuino”.

En Uruguay fija una sanción con multa a la producción e importación que contravenga las resoluciones.

Dejá tu comentario