REUNIÓN INTERIOR Y MIDES

Plan para prevenir homicidios "no tiene nada que ver con soplones ni con buchones", afirmó Sanjurjo

El asesor de Interior defendió la iniciativa que recurre a exreclusos para trabajar en territorio en la prevención de delitos. El proyecto se presentará a todos los partidos.

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, le presentó este miércoles al ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, el plan de prevención de homicidios con exreclusos que cuenta con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El asesor del Ministerio del Interior, Diego Sanjurjo, indicó que el programa se ha implementado con éxito en otros países, incluidos algunos de Latinoamérica. “Queremos ver cómo podemos traerlo a Uruguay”, afirmó.

“La idea es adaptar esta modalidad, hacer un programa uruguayo adaptado a nuestra realidad”, dijo Sanjurjo, quien aseguró que en las próximas semanas se planteará la propuesta a todos los partidos políticos.

“No tiene nada que ver con soplones ni con buchones ni con inteligencia ni con nada de todas estas cosas que desde la oposición se han manoseado mucho y de forma muy irresponsable”, agregó.

Sanjurjo indicó que el programa recurrirá a personas que estuvieron vinculadas al delito, pasaron por el sistema, se rehabilitaron y que ahora llevan varios años trabajando en territorio para que otros jóvenes no cometan sus mismos errores.

Interior ya tiene el perfil de las personas que necesita para el programa y ya han recibido currículums de interesados en formar parte de la iniciativa, afirmó el asesor ministerial.

“La idea es prevenir homicidios” con trabajo en territorio para evitar que ocurran nuevos crímenes por ajustes de cuentas, sostuvo el coordinador del Programa Integral de Seguridad Ciudadana.

El ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, destacó el trabajo conjunto realizado con el Ministerio del Interior a través de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado, que depende del Mides.

Valoró la innovación del programa y habló de la importancia de dar contención con personas reinstaladas en la sociedad, por ejemplo, con charlas en las cárceles antes de que los reclusos recuperen la libertad.

LEMA

Dejá tu comentario