PolicialesPaso Molino | abusos | Delitos Sexuales

Pericias a niños de guardería irregular confirmaron signos de abuso

La dueña y su pareja de 80 años están detenidos. Ambos declaran desde este viernes en Fiscalía.

La dueña de la casa de Paso Molino que funcionaba como guardería, pero no tenía habilitación para ese fin, es una mujer de 51 años.

Su pareja, un retirado militar de 80 años la ayudaba en el cuidado de los niños desde el año 2014.

Hasta ahora, ocho padres que enviaban a sus hijos a la guardería denunciaron a la pareja por abuso psicológico, sexual y golpes en perjuicio de los pequeños.

Las víctimas tienen entre 3 y 9 años, entre ellos un niño con Sindrome de Down y otro con autismo, según dijeron a Subrayado fuentes de la investigación. La fiscal de delitos sexuales, Silvia Lovesio, ordenó pericias para las víctimas: los resultados confirmaron los abusos, según confirmó Subrayado en base a fuentes del caso.

Los estudios fueron realizados por equipos multidisciplinarios de varias mutualistas.

DETENCION ABUSADOR

El caso está a cargo de los policías de Delitos Especiales, una dependencia especializada a nivel nacional en delitos sexuales contra niños y adolescentes. Luego de que la prensa recogiera el testimonio de varios de los padres denunciantes y con el resultado de las pericias en su poder, la fiscal Lovesio ordenó la detención de la pareja.

La noche anterior, la casa que funcionaba como guardería había sido blanco de un ataque con bomba molotov que provocó un incendio.

Decenas de padres se concentraron frente a la casa del acusado este jueves e intentaron agredirlo cuando el hombre fue conducido por la Policía esposado y con chaleco anti-balas.

Según supo Subrayado, el octogenario denunciado ya había trabajado como cuidador de niños antes de 2014 en la guardería de otra mujer que había sido denunciada por maltrato.

Dejá tu comentario