PolicialesGustavo Torena | Julio Ríos

"Pato Celeste" declara por agresión a Julio Ríos: ofrece dinero y pedido de disculpa

Gustavo Torena ingresó violentamente al estudio de radio enojado por la negativa del relator a hacerle un espacio en su programa.

Gustavo Torena, conocido como “El Pato Celeste”, declara este jueves en un juicio iniciado por el periodista Julío Ríos a raíz de un incidente ocurrido en febrero en 2017.

Torena está dispuesto a ofrecer dinero y un pedido público de disculpas a Ríos a cambio de que se reconsidere una eventual condena, informó el periodista Ignacio Álvarez en su cuenta de Twitter.

En junio de 2019, la justicia había emitido una orden de captura para Torena. Sin embargo, en su momento no pudo ser encontrado. Sus allegados dijeron que el se encontraba fuera del país en tareas empresariales.

El problema entre Ríos y Torena ocurrió un año y medio antes, durante la emisión de un programa del primero en la radio 1010 AM.

celeste-ato.jpg
El Pato Celeste en el estudio de 1010 AM. Sentado, Julio Ríos. Ocurrió el 10 de febrero de 2017.
El Pato Celeste en el estudio de 1010 AM. Sentado, Julio Ríos. Ocurrió el 10 de febrero de 2017.

Allí apareció violentamente Torena y el programa debió ser interrumpido. Ríos había rechazado una oferta para que "El pato Celeste" tuvidera una columna en su programa. El sponsor, dijo el agresor, estaba dispuesto a pagar 5.000 dólares mensuales.

Ríos explicó luego que "Pato Celeste" había llegado a "patotear" y a "copar la radio" en función de que tiene "respaldo de importantes figuras del poder".

El periodista se refiere entre otros al expresidente José Mujica, quien es una persona allegada a Torena.

De hecho, durante la presidencia de Mujica, consiguió introducirse en el mercado venezolano como representante de distintas marcas.

Por entonces, Uruguay y Venezuela se encontraban en una relación comercial intensa gracias a la buena relación de Mujica con el gobierno chavista.

Ambos países crearon el Fondo Artigas Bolívar por el cual se sellaron innumerables negocios de intercambio comercial.

Su trabajo como mediador hizo que la vida de Torena diera un giro de 180 grados. dejó de ser mascota de la selección y se convirtió en un empresario próspero.

Uno de sus emprendimientos es un importante complejo turístico en Piriápolis.

La vida de Torena ha sido objeto de muchos cuestionamientos. En una entrevista con Montevideo Portal contó que en los años 90 tuvo varios problemas con prestamistas y cheques sin fondo.

Posteriormente fue procesado por coautoría de hurto, pero luego fue sobreseído. Estuvo preso en el Comcar y en el Penal de Libertad.

Su vínculo con la selección uruguaya estaba relacionado a su cercanía con el Grupo Casal.

Durante el período en que fue mascota de la selección, durante las giras mejoraba sus ingresos vendiendo camisetas celestes a los hinchas que se daban cita a los partidos.

Durante el Proceso Tabárez su relación con los jugadores no fue la mejor. En especial tuvo encontronazos públicos con el entonces capitán del plantel, Diego Lugano.

Las polémicas con Lugano continuaron hasta el movimiento "Más Unidos que Nunca" confrontó con la cúpula de la Mutual presidida por Enrique Saravia, tambièn allegado al Grupo Casal.

Según contó Torena en Montevideo Portal Saravia y el son amigos personales. Militaron juntos en la Lista 906 "Espacio Celeste" que a su vez integraba el Espacio 609, liderado por el Movimiento de Participaciòn Popular de José Mujica.

Entre otros militaba en ese sector José "Gato" Morgade, recientemente desafectado de la agrupación de directores de Carnaval Daecpu.

Según Torena, este grupo acercó 11.000 votos al Frente amplio en las últimas elecciones.

Dejá tu comentario