grupo c

Panamá le ganó 3-1 a Bolivia y se metió en cuartos de la Copa América; espera por Brasil o Colombia

Es la segunda participación de Panamá en una Copa América, y este lunes se metió en cuartos de final.

Panamá continuó con una Copa América 2024 de ensueño al avanzar este lunes a los cuartos de final con una victoria 3-1 sobre la alicaída Bolivia en Orlando, en la tercera y última fecha del grupo C en el que Uruguay terminó primero con puntaje perfecto.

Los delanteros José Fajardo, a los 22 minutos, Eduardo Guerrero (78) y César Yanis (90+1) marcaron los goles canaleros en el Inter&Co Stadium, en Orlando, Florida. Bruno Miranda, a los 68, descontó para La Verde.

Panamá, en su segunda participación en una Copa América –debutó en la edición Centenario de 2016 en Estados Unidos–, construyó el paso a la fase final con un valiosísimo triunfo 2-1 sobre el anfitrión, en la segunda fecha en Atlanta, y lo completó imponiéndose a Bolivia en un tensionante encuentro este lunes.

Los centroamericanos, segundos del Grupo C con 6 puntos, enfrentarán en los cuartos al primero del Grupo D, que Colombia lidera con 6 puntos, el sábado en Glendale (Arizona), mientras que Uruguay, en su condición de primero del C con puntaje ideal, chocará con el segundo del D -Brasil es segundo con 4- ese mismo día en Las Vegas.

"A ninguno quisiera enfrentar", advirtió entre risas el entrenador de Panamá, Thomas Christiansen, en rueda de prensa.

"Son jodidos. Lo que tenemos que hacer es salir a disfrutar, nadie contaba con nosotros y lo más importante es llegar bien a ese partido porque sabemos la enorme exigencia de jugar contra Brasil o Colombia", sostuvo el DT español de origen danés de 51 años.

Su colega de Bolivia, el brasileño Antonio Carlos Zago, reconoció la superioridad de Panamá y juzgó como merecida la clasificación a los cuartos.

"Ante Estados Unidos hizo un buen partido, ganó bien, y hoy han aprovechado las oportunidades que tuvo. Panamá llega con méritos a los cuartos", anotó.

Baila Panamá.

En medio de un arranque parejo, fue Bolivia el que mostró una mejor claridad ofensiva con Ramiro Vaca en la conducción, mientras que los canaleros, muy cautelosos, intentaron discutirle la tenencia en los primeros minutos.

El desarrollo era discreto, sin llegadas de peligro en los arcos, hasta que Fajardo le puso fin al tedio con una media vuelta a los 22 minutos, previa habilitación de Cristian Martínez de cabeza, para abrir el marcador y poner a bailar a los casi 2.000 bulliciosos aficionados panameños presentes.

Bolivia perdió las marcas en el área grande, descuidó al delantero de la Católica ecuatoriana, que tuvo tiempo suficiente para acomodarse y perfilarse, dejando al golero Viscarra sin opción.

El 1-0 golpeó a La Verde -jugó por primera vez con esos colores en Estados Unidos 2024 tras dos partidos completamente vestido de rojo- porque perdió el control que tenía del juego, y su accionar en el resto de la primera mitad se hizo impreciso, con una nula presencia en el área rival.

Fiesta e historia.

Respaldado por el marcador y por las noticias que llegaban desde Kansas City con el 0-0 entre Uruguay y los anfitriones, Panamá encaró de mejor manera el inicio de la segunda mitad y fue Fajardo, como referente ofensivo, el que empezó a llegar a predios de Viscarra con cierto riesgo.

Los panameños tuvieron una inmejorable ocasión para liquidar el pleito a los 67 con un remate de Kashier Lenis, sustituto de Amir Murillo, que Viscarra contuvo a puro reflejos.

Pero Panamá se permitió un pestañeo innecesario en defensa un minuto después, y le dio a Bolivia la posibilidad de llegar al empate a los 68, un gol de Bruno Miranda -reemplazante de Yomar Rocha- en mano a mano con el meta Mosquera, tras perfecta habilitación de Vaca.

Sin embargo la suerte estaba con los canaleros y la angustia les duró poco, porque Uruguay en Kansas City le marcó el 1-0 a Estados Unidos, y luego Eduardo Guerrero, a los 78, de cabeza zambulléndose en el área chica se encargó del 2-1 tras un notable centro del zurdo Eric Davis.

Y faltaba la cereza sobre el pastel, el golazo de Yanis a los 90+1, una definición perfecta en la frontal del área para fusilar de derecha a Viscarra, en la primera pelota que tocaba tras ingresar un minuto antes por Welch.

FUENTE: AFP.

Temas de la nota

Dejá tu comentario