FÚTBOL INTERNACIONAL

Palmeiras venció en la llave a Mineiro y jugará otra final de la Copa Libertadores

El "verdao" defenderá el título el 27 de noviembre en la final de Montevideo ante el ganador de Barcelona y Flamengo

Palmeiras defenderá el título de la Copa Libertadores al empatar 1-1 con Atlético Mineiro este martes en Belo Horizonte, un resultado que le sirvió para acceder a la final del torneo continental tras haber empatado 0-0 en el juego de ida.

Embed

El 'Verdao' del portugués Abel Ferreira dejó atrás a una poderosa y costosa nómina gracias a una anotación de Dudu (68), que enfrió al estadio Mineirao, adonde ingresaron unas 18.000 personas.

El tanto de visitante le bastó a los paulistas para clasificarse a la sexta final de Libertadores y para entusiasmarse con su tercera corona en la principal competición de clubes de América, luego de las alzadas en 1999 y 2020.

"Vamos a defender el título el 27 de noviembre en la final en Montevideo, estamos muy preparados y enfocados para conseguir ese bicampeonato", afirmó Dudu.

El Mineiro de Hulk, Ignacio Fernández y Diego Costa -ausente por lesión- se fue adelante con un tanto del chileno Eduardo Vargas (52), pero sufrió con los contragolpes del Palmeiras, que además volvió a contar con el respaldo del portero Weverton.

El rival de los esmeralda en la final saldrá del ganador de la llave entre Barcelona (ECU) y Flamengo (BRA), que chocarán el miércoles en Guayaquil. El 'Fla' venció 2-0 en la ida.

- Weverton gigante -

Una vez más, el miedo a perder se impuso ante el deseo a ganar, a dar espectáculo. Aunque en el 'Mineirao' hubo, sólo en la primera parte, más emociones que en toda el juego de ida en Sao Paulo.

Fiel al estilo de Ferreira, que lo llevó a su segundo título copero en 2020, Palmeiras aplicó su técnica de catapulta: recogerse para luego soltarse y atacar con fiereza.

Así, aprovechando la velocidad de Rony, pudo irse adelante recién iniciado el juego (2), aunque el disparo del atacante fue despejado por Everson. Al comienzo de la parte complementaria (49), el barbudo volvió a ganarle un duelo al extremo.

Después, cuando el Galo ya le había robado la posesión y la posición, el uruguayo Joaquín Piquerez (25) sacudió el dominio al aprovechar un saque largo de Weverton. El derechazo del zurdo pasó cerca del palo lejano del arquero albinegro.

Pese a que el Galo, como en la ida, tuvo el balón, en esta ocasión tuvo menos intensidad y sus atacantes, sin el lesionado Costa, lucieron más controlados. A su cerebro, el argentino Fernández, le costó engranar.

Sin embargo, los anfitriones exigieron a Weverton al ejecutar su arma predilecta: recuperación en el área contraria tras presión extenuante.

El portero de la 'Seleção' evitó la caída de su valla al ganarle una carrera a Hulk (14) luego de una pifia en salida de Luan y al rechazar dos zurdazos de Fernández (45+1) y del ex-Oporto (48).

- Por el bicampeonato -

El recelo a recibir un gol, que lo obligaba a anotar doble, condicionó al Mineiro, tan fluido normalmente para desatar su ofensiva. Hasta que consiguió espantar sus fantasmas.

Mariano abrió, desde la derecha, para Jair, quien centró a la espalda de los defensas esmeraldas. Vargas, de 1,75 metros de altura, derrotó con su cabeza a una de las defensas que mejor defiende en el juego aéreo en Brasil.

El chileno, reemplazante de Costa, estuvo cerca de sentenciar la serie minutos después, tras un pase de Fernández que lo dejó al frente de Weverton, pero el golero desvió el remate.

Sabedor de que un gol le amargaba el sueño de disputar su segunda final copera, Mineiro buscó sepultar la llave, corriendo el riesgo de dejar espacios en la retaguardia, una situación que Rony explotó, sin éxito, en dos ocasiones, con un disparo que se fue desviado y un cierre de Everson.

El despertar paulista tuvo éxito en pies del recién ingresado Gabriel Veron, quien derrotó a Nathan en el cuerpo a cuerpo antes de colar el balón al área chica, donde Dudu lo empujó para hacer soñar a Palmeiras con una nueva copa.

Los visitantes resistieron las embestidas del poderoso ataque de Mineiro, que chocó reiteradamente con la defensa palmeirense y fue desbordado por la ansiedad de la eliminación.

"Hicimos una gran campaña, salimos con la cabeza erguida por la campaña que hicimos", afirmó Mariano.

Con poco brillo pero efectividad, Palmeiras apunta ahora al esquivo bicampeonato de Sudamérica.

Dejá tu comentario