SociedadOSE | contaminación | Río Santa Lucía

OSE vierte 3.000 camiones de barro tóxico en el Santa Lucía y posterga construcción de planta

La contaminación del río Santa Lucía, en las inmediaciones de la planta potabilizadora de aguas corrientes, es un reclamo histórico por parte de vecinos y autoridades locales.

La Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua Potable, URSEA, sostiene que el agua del río Santa Lucía no está contaminada, pese a que OSE tira a diario unos 60.000 metros cúbicos de lodos cargados de químicos.

La contaminación del río Santa Lucía, en las inmediaciones de la planta potabilizadora de aguas corrientes, es un reclamo histórico por parte de vecinos y autoridades locales.

El pasado fin de semana un nuevo informe periodístico publicado en el diario El País, pone el tema sobre la mesa.

Cada día, OSE tira lo equivalente a unos 3.000 camiones cisterna, con barro cargado de químicos como arsénico, cadmio y plomo, generado en el proceso de potabilización.

Esto hizo en los últimos años que disminuyera la profundidad del río. Por eso, hubo que prohibir el rio para baños o navegación en pequeñas embarcaciones, ya que incluso, hubo personas fallecidas por realizar estas actividades.

Una de las soluciones para esta situación es la construcción de una planta que trate el barro que se tira al río.

Desde 1998 se anuncia la obra, pero siempre es postergada.

En 2015, el presidente Tabaré Vázquez suspendió la construcción del Antel Arena para priorizar, entre otras costas, esta obra.

Meses después el directorio de OSE anunció que se postergaría nuevamente, y que empezará en 2020.

Mientras tanto, se sigue vertiendo todo en el río que hoy es la principal fuente de agua potable para casi dos millones de uruguayos.

Dejá tu comentario