conflicto bélico

ONU pide investigación internacional sobre vulneraciones de derecho en la guerra Hamás-Israel

"Las acusaciones extremadamente graves de múltiples y serias violaciones del derecho internacional, sean quienes sean sus autores, exigen una investigación rigurosa y la depuración de responsabilidades", dijo el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos, Volker Türk, pidió este jueves una investigación internacional tras "acusaciones extremadamente graves" de vulneraciones del derecho internacional en la guerra entre Israel y el movimiento islamista palestino Hamás.

"Las acusaciones extremadamente graves de múltiples y serias violaciones del derecho internacional humanitario, sean quienes sean sus autores, exigen una investigación rigurosa y la depuración de responsabilidades", declaró Türk en una sesión informativa a los países miembros de la ONU en Ginebra.

La embajadora de Israel en la ONU, Meirav Eilon Shaha, reaccionó afirmando que el derecho internacional no es un "pacto suicida" que permite a "organizaciones terroristas (...) beneficiarse de un apoyo internacional constante".

Su homólogo palestino, Ibrahim Khraishi, pidió que la comunidad internacional se "despierte" ante lo que califica de "masacre" y "genocidio".

Türk añadió que a tenor de los acontecimientos, es necesaria una investigación internacional. "Allí donde las autoridades nacionales no muestran voluntad o no son capaces de llevar a cabo dichas investigaciones, y allí donde hay narrativas encontradas sobre determinados acontecimientos significativos, se necesita una investigación internacional", enfatizó.

El responsable de la ONU dijo esto tras una visita a Oriente Medio la semana pasada. Türk no pudo ingresar en Israel ni en los territorios palestinos, pese a haber pedido autorización.

La misión israelí en Ginebra declaró a la AFP que no veía qué "beneficio podría aportar la visita del Alto Comisionado en este momento" a Israel.

El 7 de octubre, Hamás lanzó un ataque sorpresa en el sur de Israel en el que murieron unas 1.200 personas y otras 240 fueron secuestradas, según las autoridades israelíes.

En respuesta, Israel prometió "aniquilar" al movimiento islamista, bombardeando a diario la Franja de Gaza. Más de 11.500 palestinos han muerto en esos ataques, según el ministerio de Salud de Hamás.

Türk incidió en que la guerra va más allá de Gaza, y se mostró preocupado por la "intensificación de la violencia y la discriminación contra los palestinos en Cisjordania ocupada y en Jerusalén oriental", la parte de mayoría palestina de la ciudad santa.

"En mi opinión, esto crea una situación potencialmente explosiva, y quiero ser claro: estamos mucho más allá del nivel de alerta inicial. Quiero hacer sonar la alarma más fuerte posible sobre la situación en Cisjordania ocupada", afirmó.

FUENTE: AFP

Temas de la nota