Internacionales

Niño de 2 años murió al ser atropellado en zona de Necochea habilitada para camionetas 4x4

La tragedia sacudió la costa atlántica argentina y volvió a poner en debate la circulación de vehículos en zonas de dunas.

Un niño de 2 años murió de una manera trágica en Necochea, Argentina: fue atropellado por una mujer que maniobraba marcha atrás en una zona de playa autorizada para camionetas 4x4.

Según informa TN, la conductora no podía ver al menor. Ramiro Arana quedó en un punto ciego y ella no lo vio.

Luego de ser atendido en el hospital local, el pequeño fue trasladado a un centro asistencia de mayor complejidad en Mar del Plata donde finalmente falleció.

La tragedia ocurrió en proximidades del parador Karamawi, ex Médano Blanco, a unas 40 cuadras al Este del centro de Necochea.

El sector, en dirección hacia la localidad portuaria de Quequén, está entre los habilitados para el tránsito de vehículos por la playa. En el lugar, se encontraba el pequeño con su familia, cuando una camioneta Amarok conducida por Lucrecia Di Palma, de 36 años, lo embistió sobre la arena.

Según TN, la víctima presentaba fractura de cráneo. Fue trasladada al hospital municipal Emilio Ferreyra de Necochea, donde recibió las primeras atenciones.

Allí se constató la gravedad de las heridas por lo que se decidió su traslado de urgencia a Mar del Plata. a poco más de 130 kilómetros. En el viaje tuvo un paro cardíaco, pero fue estabilizado. En las primeras horas de la tarde falleció.

La Unidad Funcional de Instrucción Judicial de turno de Necochea interviene en el caso por homicidio culposo, tras las primeras actuaciones policiales.

En cuanto a la mecánica del siniestro, el secretario de Salud de Necochea José María Álvarez dijo al sitio Cuatro Vientos : “Estaba jugando atrás de la goma de la camioneta. La mujer hizo marcha atrás. Fue un drama para la familia y para la conductora de la camioneta".

La zona de la tragedia es una vasta extensión de playa cercana a un sector de dunas, un área en la que durante la temporada de verano conviven a diario turistas de a pie y vehículos.

Según Clarín, son escasos los controles más allá de la habilitación vehicular.

Dejá tu comentario