DeportesNicolás de la Cruz | River Plate argentino

Nico de la Cruz, de detenido en Paraguay a héroe de la clasificación de River

El uruguayo fue requerido por la justicia por la agresión a un policía en 2016. Anoche salió a la cancha y deslumbró. A semifinales con Boca Jrs.

Con un golazo del uruguayo Nicolás De la Cruz a los 53 minutos, el campeón defensor River Plate empató 1-1 con Cerro Porteño este jueves en Asunción y clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores 2019 donde se encontrará con su archirrival Boca Juniors.

Embed

En partido de vuelta por los cuartos de final disputado ante 45.000 espectadores en el estadio La Olla Monumental, los goles de la paridad fueron anotados por Nelson Haedo (8) para Cerro y De la Cruz para el 'millonario'.

River, que ganó la histórica final de la Copa 2018 ante Boca, se volverá a encontrar con su clásico rival en Buenos Aires el 1 y el 22 de octubre, según la Conmebol.

El tanto del volante charrúa se produjo de un rebote del arquero argentino de Cerro, Juan Pablo Carrizo, quien tapó un primer disparo a quemarropa del delantero Matías Suárez.

La pelota de De la Cruz pegó en el travesaño para introducirse en forma espectacular dentro del arco del Ciclón guaraní.

Su conquista acabó con el sufrimiento del 'millonario', que perdía por la mínima y no ocultaba su temor en que el Ciclón pudiera aumentar a 2 para forzar la tanda de penales.

Los paraguayos ya habían demostrado su superioridad en el primer tiempo. La presencia fogosa y el tanto de su capitán Nelson Haedo Valdez aumentaron las ilusiones de los guaraníes hasta el contragolpe que terminó en el tanto de los riverplatenses.

- La revancha de De la Cruz -

"Siempre estuve tranquilo", dijo el volante uruguayo al comentar sobre la inusual previa que experimentó en Asunción y que lo llevó a comparecer ante un juez el miércoles para responder por una agresión que cometió en 2016.

Jugaba entonces para el Liverpool de Uruguay.

Admitió que el miércoles tuvo "una mañana poco normal" y que se sintió respaldado por los dirigentes y el plantel de su club así como por su familia.

"Cerro fue un rival duro. En su cancha fue más complicado aún. A partir de ahora nos vamos de Paraguay y a pensar en Boca", subrayó.

El autor del gol de Cerro, Haedo Valdez, reconoció que el gol del rival a los 53 minutos "nos liquidó anímicamente".

Es que Cerro imprimió vértigo desde el pitazo inicial del árbitro chileno Julio Bascuñán y que se coronó muy pronto con el gol de Haedo.

Se anticipó, de cabeza, al defensa paraguayo de River, Robert Rojas, tras un pase perfecto desde la derecha de su compañero argentino Joaquín Larrivey.

- Con oficio de campeón -

Con oficio, los jugadores de Marcelo Gallardo trabaron, friccionaron y acicatearon al rival a cometer errores.

El árbitro chileno perdonó inclusive a Haedo por una dura entrada sobre Exequiel Palacios a los 21 minutos y decidió amonestarlo después de consultar con el VAR.

Cerro pudo haber sacado su segunda conquista antes de finalizar el primer tiempo pero las incursiones desde la izquierda por el lateral Santiago Arzamendia no lograron la conexión conveniente con Oscar Ruiz y Haedo.

En el segundo tiempo, el cuadro guaraní se fue de nuevo con todo pero encontró al conjunto argentino mejor parado y con intenciones de aprovechar sus espacios para la réplica.

A los 50 minutos ya advirtió De la Cruz con un remate desde fuera del área. Había recibido la asistencia de Exequiel Palacios.

Dos minutos más tarde, Matías Suárez remató potente a quemarropa del portero Carrizo tras una asistencia del colombiano Santos Borré. Del rebote se produjo la fantástica conquista que aseguró la clasificación del "millonario".

Cerro acusó el golpe y Gallardo terminó jugando al gato y al ratón.

Llamó a correr a sus delanteros del banco Lucas Pratto (67) e Ignacio Scocco (74), quienes hicieron estragos en la defensa azulgrana. Los jugadores dirigidos por Miguel Angel Russo no atinaron reacción alguna que pudiera revertir la adversidad.

Dejá tu comentario