ShowAlbert Finney | cine

Murió Albert Finney, actor de carácter nominado cinco veces al Oscar

Tenía 82 años. su último gran papel fue el abogado de la pellícula Erin Brockovich.

El actor británico Albert Finney murió este viernes a los 82 años. Estuvo nominado cinco veces a los Premios Oscar y ganó tres Globos de Oro, dos premios Bafta y el Oso de Plata en el Festival de Berlín.

Estudió en el Saldford Grammar School y el la Royal Academy Arts. En 1955 comenzò su carrera teatral primero en Birmingham Reportory y en el West End londinese.

Tres años después ingresó en la prestigiosa Royal Shakespeare Company donde hizo todos los papeles estelares en producciones como Rey Lear, Macbeth, Otelo y otros clásicos.

A fines de los 50 comenzó a hacer carrera en el cine. Debutó con una pequeña participación en “El animador”, y rápidamente fue captado por el director Tony Richardson para el film “Sábado noche, domingo de mañana”. Su personaje llamó la atención y pronto fue convocado para otros protagónicos.

En ese sentido, no empezó bien en su primer intento como actor estrella, al chocar con su partner, otro divo del cine británico: Peter O’Toole. Ambos coincidieron en el set de "Lawrence de Arabia".

La mala relación entre ellos derivó en el despido de Finney en favor de O’Toole. El argumento fue el alcoholismo del primero, un problema del que también era rehén su adversario. En todo caso, la producción eligió a uno de los dos.

Por suerte para Finney, su carrera no terminó allí. Siguió bebiendo pero sin perderse los buenos papeles que el cine podía ofrecerle.

Richardson, su mentor, lo convocó para Tom Jones (1963), un personaje clave en su cinematografía y que lo definió como artista.

Embed

Su actuación fue recompensada como el premio al mejor actor en Venecia, ganó el Globo de Oro como revelación, un premio de la academia británica Bafta y consiguió la primera de sus nominaciones a los Oscar.

Para entonces era considerado uno de los rostros del nuevo free cinema londinense junto a Tom Courtenay, Alan Bates y David Hemmings.

Desde entonces trabajó con directores muy prestigiosos como Franco Zefirelli (“Mucho ruido y pocas nueces”, basado en Shakeapeare) y Stanley Donen (“Dos en la carretera”), en las que compartió cartel con grandes actrices como Maggie Smith, Vanessa Redgrave y Audrey Hepburn, entre otras.

Sin embargo, sus actuaciones no volvieron a tener impactos del comienzo. El año 1970 fue la excepción con la comedia musical “Muchas gracias Mr. Scrooge”.

Ese año se casó por segunda vez. La elegida fue la francesa Anouk Aimée, la más famosa de las tres mujeres con quienes contrajo matrimonio a lo largo de su vida.

En 1974 fue elegido por Sidney Lumet para protagonizar “Asesinato en el Orient Express”. Su interpretación le valió una segunda nominación al Oscar y a los Bafta. Finney admitió que para interpretar al detective Hércules Poirot se inspiró en las enseñanzas de su maestro Charles Laughton.

Embed

Cuatro años después se negó a repetir el personaje en el film “Muerte en el Nilo”. Dijo que no iba a tolerar el efecto de maquillaje en el set del caluroso Egipto. Finalmente lo sustituyó Peter Ustinov.

Para entonces ya había querido concentrarse en el teatro. En 1976 hizo Hamlet en escenarios británicos.

Parecía que su carrera parecía caer irremediablemente: hizo solo por dinero el papel protagonista del millonario que adoptaba a “Annie” en el film de 1982.

pero inmediatamente dos trabajos posteriores lo volvieron a poner en alfombras rojas: “La sombra de un actor” (1983) y “Bajo el volcán” (1984), en los que vuelve a ser nominado a los Oscar.

En los años posteriores hace papeles en películas de bajo presupuesto.

Representa a un maduro violador en el drama “Play Boy” (1992) junto a Robin Wright y también a maridos engañados (“Miller’s Crossing” (1990) y “La version Browning” (1993), señal que el sex-appeal había desaparecido dejando lugar al actor de carácter.

Después de una década mediocre, Finney entra al nuevo siglo con otro papel trascendente en el film Erin Brockovich, la empleada que inició una megademanda ambiental contra una empresa. La historia real había sido publicada en la revista Rolling Stone y la verdadera Brokovich participó de la producción como asesora.

El papel protagónico de Julia Roberts le entrega un Oscar y a Finney una nominación como actor de reparto. Su abogado, sobreviviente de cáncer, descreído y piadoso era el nombre cantado para ganar. De hecho, se llevó el SAG, premio que entregan los actores a sus colegas más admirados.

Embed

En los últimos años, trabajó como secundario en algunas películas de alto perfil.

Volvió a trabajar con Steven Soderbergh en el drama Traficc y en la comedia Ocean Twelve.

Era una actor al que le importaba mucho trabajar con directores que admirase.

Aceptó ser parte de “la novia del cadáver” de Tim Burton, “Un buen año” de Ridley Scott y regresó después de muchos años a trabajar bajo las órdenes de Lumet en “Before the Devil knows you’re dead”.

Aporto también su peso como actor a algunas de las mejores películas de acción de los últimos años: integró el reparto de dos secuelas de la saga del espía Jason Bourne (“El últimatum Bourne” y “The Bourne Legacy”) y en uno de los filmes James Bond, "Skyfall", dirigido por Sam Méndez.

Dejá tu comentario