InternacionalesAugusto Pinochet | Chile

Masivas movilizaciones mantienen presión sobre gobierno chileno

La Plaza Italia fue testigo del reclamo de los chiles por reformas estructurales.

Un nuevo día de las masivas manifestaciones que no dan tregua al mandatario chileno Sebastián Piñera. Entre los manifestantes se escuchan muchas voces de la clase media de ese país.

Este viernes se llevó a cabo una concentración masiva en la Plaza italia, reclamando reformas estructurales.

Asfixiados por deudas contraídas para pagar los altos gastos de la salud y la educación privadas, los chilenos viven con "angustia" ante el riesgo de sufrir cualquier infortunio, en un modelo económico ultraliberal heredado de la dictadura de Augusto Pinochet, que privatizó el agua, la salud, la educación y el sistema de jubilaciones.

Mireya Gutiérrez, es vendedora de flores, y expresó que “pide también para mi familia, para todos, porque todos son de la clase media-baja, me entiende, y ellos son los que tienen problemas, no los que viven en el barrio alto, nosotros somos los que tenemos problemas."

La clase media es mayoritaria en un país cuya pobreza pasó del 40% a menos del 10% en 30 años. Sin subsidios estatales, muchos tienen que recurrir a créditos bancarios para acceder a la vivienda, a la salud o la educación.

Nicolás Achondo expresó que al pagar el crédito “accediendo a más crédito, te endeudas para pagar tus deudas entonces entras a una bicicleta de la que es imposible salir”.

A esto se suman las alzas de la tarifa de la electricidad, los peajes omnipresentes en las autopistas del país y de la ciudad de Santiago, y los medicamentos, cuyos precios son fijados por el mercado.

La chispa que encendió las protestas fue la subida del precio del metro en la capital en horas punta, cuando los habitantes no tienen otra forma de desplazarse. Pero rápidamente las manifestaciones abarcaron reclamos más generales contra el sistema, bajo la consigna "Chile despertó".

Dejá tu comentario